En investigación un hombre de Candeleda que cazaba aves protegidas con cepos

Cepos incautados en Candeleda.

El SEPRONA ya ha liberado a los fringílidos e incautado a las artes prohibidas.

La Guardia Civil, siguiendo las directrices de la Directiva  Aves 2009/147/CE, la Ley 42/2007 de 13 de diciembre de Patrimonio Natural y Biodiversidad y los artículos 335 y 336 del código Penal, ha esclarecido dos delitos contra la protección de la flora y la fauna (por cazar con artes prohibidas y por cazar especies protegidas).

 

El pasado 14 de junio la Guardia Civil tuvo conocimiento de la utilización de cepos prohibidos para la captura de fringílidos en una finca de la localidad de Candeleda.

 

La patrulla de SEPRONA de Casavieja comenzó gestiones para la localización de dicha finca, realizando posteriormente una inspección de la misma, donde se hallaron varios almacenes en los que se encontraban enjaulados 24 Jilgueros, 6 pardillos y 2 pinzones comunes, de unos tres meses de edad sin anillado.

 

En una posterior verificación más exhaustiva de la finca, se encontraron 130 cepos para aves, así como diversos reclamos y una red de suelo abatible (de libro) que se podía manipular desde la propia vivienda de la finca, lista para ser accionada, y con la que fueron capturados los fringílidos días anteriores.

 

Como resultado de las gestiones practicadas, los fringílidos no anillados fueron puestos en libertad y se procedió a la aprehensión de los 130 cepos y la red de libro.

 

Las diligencias policiales junto con los efectos incautados han sido puestos a disposición de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: