El Valencia Basket tumba al Zalgiris en un partido sobresaliente
Cyl dots mini

El Valencia Basket tumba al Zalgiris en un partido sobresaliente

Partido entre el Valencia Basket y el Zalgiris Kaunas. VALENCIA BASKET

El triunfo se fue cocinando a fuego lento, con buenas defensas y un acierto magnánimo en la segunda parte.

El Valencia Basket logró un triunfo de campanillas ante el Zalgiris Kaunas (82-94), líder invicto de la Euroliga, en un partido sobresaliente de los jugadores de Jaume Ponsarnau, sobre todo en un primoroso tercer cuarto gracias al recital de Vanja Marinkovic (16 puntos) y Bojan Dubljevic (16), histórico triplista de los 'taronjas'.

 

El triunfo se fue cocinando a fuego lento, con buenas defensas y un acierto magnánimo en la segunda parte. El Valencia tardó en ponerse por delante en el marcador, pero derrochó inspiración y terminó derribando la puerta en su visita a Lituania. Dos triples de Klemen Prepelic también tienen la culpa del éxito valenciano. Llegaron en el momento justo, cuando la muñeca no deja de temblar y la guillotina se acelera.

 

El equipo de Ponsarnau supo sufrir al comienzo (34-27) el ritmo impuesto por el Zalgiris. Nigel Hayes y Marius Grigonis hicieron trizas el primer plan de los españoles, que mejoraron con el paso de los minutos, aprovechando los espacios que dejaba su rival y adquiriendo confianza desde el perímetro. Acabó cerca del 45% de acierto.

 

El horno se fue calentando por dos factores que están conectados. La mejoría del Valencia conllevó la decadencia de un Zalgiris irreconocible cuando encajó un parcial arrollador de 2-14. Esos puntos llevaron la firma de Dubljevic, que con dos triples seguidos superó a Rafa Martínez como máximo triplista del club 'taronja' en la Euroliga.

 

El equipo naranja -que llegaba más descansado al no haber jugado su último duelo de Euroliga- se gustó en el asalto final, fue a más y encontró momentos de muchos quilates. Antes, Labeyrie había protagonizado un magnífico 'alley oop' que terminó de destrozar a los locales.

 

Los últimos minutos fueron un 'quiero y no puedo' del Zalgiris, que se topó con una gran defensa que nunca perdió la concentración. El Valencia salió victorioso de su visita a Kaunas, pero se llevó mucho más que la tercera posición en la tabla, su capacidad y confianza para competir en cualquier cancha del 'Viejo Continente'.