El uso de dióxido de cloro para acabar con el coronavirus "pone en peligro" a aquellos que lo consumen

MMS, comercializado ilegalmente como falso tratamiento contra el cáncer o autismo

Este producto cuando se consume siguiendo las indicaciones del fabricante produce efectos adversos que pueden ser graves.

El Observatorio de la Prescripción de la Organización Médica Colegial (OMC) ha emitido un informe en relación al uso de productos de dióxido de cloro (MMS) para el tratamiento de la COVID-19, en el que se concluye que "no son seguros ni eficaces para ningún uso", incluyendo el tratamiento por coronavirus.

 

Ante las declaraciones realizadas en las últimas fechas por médicos que componen el COMUSAV en las que aseguran que el dióxido de cloro acaba con el coronavirus, el Observatorio de la Prescripción de la Organización Médica Colegial ha procedido a la elaboración de un informe a fin de valorar estas afirmaciones.

 

En dicho documento se pone de manifiesto que el MMS "pone en peligro la salud del paciente en las dosis y métodos mencionados, por lo que se desaconseja su uso en tratamientos con el fin de tratar y eliminar la COVID-19".

 

"Este informe deja claro que el dióxido de cloro no cura y que no existe evidencia científica que avale su eficacia y seguridad, por lo que se trata de una sustancia nociva para la salud", ha resaltado el coordinador del Observatorio, Pedro Hidalgo. Además, ha destacado la relevancia de velar por la seguridad del paciente, un compromiso que la profesión médica lleva a cabo, entre otras acciones, a través este Observatorio de la Organización Médica Colegial.

 

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, tuvo conocimiento de la comercialización a través de Internet (este producto no se comercializó a través de canales farmacéuticos) de un producto llamado MMS que consiste en una composición de clorito de sódico.

 

Se presentó en el pasado como un producto de uso terapéutico y preventivo de enfermedades de todo tipo sin haber sido autorizado por parte de la AEMPS, siendo por tanto, su presencia en el mercado ilegal. Este producto cuando se consume siguiendo las indicaciones del fabricante produce efectos adversos que pueden ser graves.

 

Considerando lo anterior, la AEMPS resolvió "ordenar que se proceda a la retirada del mercado de todos los ejemplares del citado producto".

Comentarios

MÁS RIGOR 26/08/2020 18:25 #3
Que no hay estudios de la eficacia y seguridad del dióxido de cloro es faltar a la verdad. No sé quién será ese Pedro Hidalgo ni qué experiencia tiene con este producto, pero creo que debería ser más riguroso en sus afirmaciones. El dióxido de cloro lleva muchísimos años utilizándose en las bolsas de sangre para evitar todo tipo de gérmenes en ellas. Y si fuera tan tóxico como dicen, no estaría permitido su uso en ningún país. De momento en Bolivia y aha sido aprobado para su uso contra el covid-19 y con muy buenos resultados. Yo lo uso y nunca me ha producido ninguna toxicidad, y la gripe me la ha quitado de cuajo.
Yo 26/08/2020 17:22 #2
Que no se lo digan a Trump y que siga bebiéndolo!!!
Anonimo 26/08/2020 13:48 #1
Independientemente que los productos sean o no nocivos para la salud, nos os contradigáis al dar información ya que no es lo mismo el dióxido de cloro, el clorito de sodio ni el MMS

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: