Cyl dots mini

El tren se coge en Becerril

El míster del Real Ávila, Jonathan Prado, en la rueda de prensa de este viernes. (Foto: Edgar Palomo)

El Real Ávila no debe fallar este domingo ante el Club Deportivo Becerril tras el último traspiés en casa

Club Deportivo Becerril- Real Ávila

Domingo 26 de enero, 17:00 horas. Campo Mariano Haro

El fútbol siempre da revanchas. Puede ser una frase hecha, pero es la realidad a la que se tiene que acoger el Real Ávila después del inesperado traspiés de la pasada jornada, donde cayó derrotado en su feudo ante el Júpiter Leonés y lejos, en especial en la segunda parte, de ofrecer su mejor versión. Los encarnados se encuentran en estos momentos a 7 puntos del cuarto clasificado, último puesto que da acceso al playoff de ascenso, por lo que a estas alturas de la temporada el equipo solo puede fallar lo mínimo posible si no quiere cerrar otra temporada insulsa sin conseguir la meta.

 

Este domingo espera el Club Deportivo Becerril, un equipo que lucha este año por permanecer en Tercera División y que al igual que los encarnados, necesitan los 3 puntos como el comer. Para ello, el Real Ávila deberá cambiar la cara y mostrar su mejor versión fuera de casa al igual que sucedió ante el Real Burgos y la Sociedad Deportiva Almazán, donde consiguió la victoria.

 

El míster abulense, Jonathan Prado, espera que sus pupilos no muestren de nuevo los errores tácticos de su equipo como sucedió ante el Júpiter, donde admite que tuvieron “un bajón importante” y cometiendo errores que desde hace tiempo se vienen repitiendo en los partidos.

 

En el último encuentro “no tuvimos el control del juego en la segunda parte  y partir de ahí entramos en un partido a cara o cruz, donde tampoco aprovechamos las ocasiones que tuvimos, en especial la de Rubén Ramiro”, asegura. Respecto al poco margen de error que le queda al Real Ávila si quiere meterse en playoff, Prado admite que “es lo que toca cuando las cosas no se hacen del todo bien”. Aunque señala que su equipo debe “asumirlo, tirar para adelante y salir a competir los 95 minutos que dura un partido”.

 

El palentino insiste en que sus chicos no deben centrarse ahora en los puntos que les faltan para conseguir la tan ansiada cuarta plaza que ocupa ahora mismo el Numancia B. “Si nos centramos con el tema del playoff tendremos problemas porque verte a determinados puntos de distancia te genera un estrés y una ansiedad. Lo que tenemos que hacer es ser continuistas en el trabajo”.

 

Los abulenses encararán el partido del domingo con toda la plantilla disponible, y el míster podrá dar minutos a Rubén Ramiro y Diego Ortiz, los dos últimos jugadores que salen de lesión, ya que como ha confirmado Prado “acumulan más de 10 sesiones de entrenamiento y no están para 90 minutos pero si para 45 o 60 minutos”.