El sur de la provincia se asfixia: máximas de 40 grados hasta el próximo miércoles

La hidratación es fundamental para combatir el calor. (Foto: archivo)

La Junta alerta del riesgo de incendios para los días 22, 23 y 24 de julio a causa del calor

Precaución por el calor extremo que a partir de este fin de semana vivirá el sur de la provincia de Ávila, con temperaturas máximas que pueden llegar a los 40 grados en la jornada de hoy y que se prolongarán hasta el próximo jueves 25 de julio. En este sentido el Valle del Tiétar tendrá otro fin de semana de intenso calor, y ya van unos cuantos, ya que el mercurio no dará un respiro hasta el viernes 26 de julio, donde está previsto que las temperaturas máximas caigan hasta diez grados según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Por lo que puede ser un verano de récord para municipios como Candeleda, Sotillo de la Adrada, Casavieja o Barco de Ávila, que ven como cada dos por tres se encuentran en aviso amarillo por altas temperaturas.

 

Ante esta situación, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente  de la Junta de Castilla y León ha declarado alerta de riesgo de incendios en toda Castilla y León para los días 22, 23 y 24 de julio a causa del calor, que también podría provocar tormentas acompañadas de rayos. También está prevista una alta inestabilidad atmosférica que, unida a los bajos valores de humedad relativa en aire y suelo y el riesgo generalizado de tormentas, especialmente el 22 y 23 de julio, podrían ocasionar tormentas con rayos que a su vez podrían provocar incendios de difícil control debido al viento y a las turbulencias.

 

Medidas preventivas: prohibiciones y precaución de la población y trabajos

La Junta insiste en la prohibición del uso de barbacoas, así como de ahumadores en la actividad apícola; suspende las autorizaciones de uso del fuego y de fuegos artificiales; y prohíbe del uso de maquinaria en el monte en una franja de 400 metros de terreno rústico cuyo funcionamiento genere fuego, como sopletes, soldadores y radiales.

 

La utilización de maquinaria tipo cosechadora o empacadoras se suspenderá cuando la temperatura sea superior a 30 grados y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora. Además, ante las elevadas temperaturas y el viento constante previsto se recomienda suspender las labores no urgentes; y, si se trabaja fuera de las condiciones antes descritas, mantener la máxima precaución y contar con los medios de extinción y el personal suficientes para controlar posibles incendios que se puedan originar. El uso de motosierras sí está permitido, siempre que se cuente con medios de extinción adecuados en el lugar, tales como mochila o batefuegos, y sus lugares de mantenimiento se mantengan limpios de vegetación.

 

Asimismo, la institución solicita a la población la máxima precaución en sus actividades al aire libre, primando su seguridad, así como la de los demás habitantes, la de sus bienes y la del monte, avisando a través del 112 de la existencia de posibles incendios forestales. También se alerta a las empresas e instituciones que realicen trabajos y actividades al aire libre y fuera de la zona forestal para que extremen la precaución en la ejecución de los mismos, suspendiendo los trabajos con maquinaria no urgentes ante la posibilidad de que originen fuegos que se extiendan al terreno forestal.