El sueldo que nos pondríamos si pudiéramos y el que cobramos: un abismo de miles de euros

Los españoles responden sobre el salario que se pondrían en función de su titulación académica: nadie sería mileurista.

Durante los años de la crisis, el salario medio en España no sólo se estancó, sino que incluso disminuyó hasta valores previos a la crisis económica. Por eso, hay muchas voces que, ahora que la coyuntura económica se ha vuelto más favorable, piden aumentar los esfuerzos para una recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores. El motivo es que el nivel salarial medio de los empleados españoles y el que les correspondería sólo por nivel académico está muy distante, aunque no siempre un título garantiza mayor remuneración: el 26,8 por ciento de los titulados de máster declara percibir un sueldo que no sobrepasa a 1.000 euros mensuales.

 

La empresa de investigación de mercados YouGov España ha realizado una encuesta, cuyos datos ha facilitado a Statista, en la cual preguntó a los españoles qué salarios se fijarían si tuvieras la opción. Tal y como muestra el gráfico de esta información, se puede decir que los nacionales son en general generosos en lo que respecta a su remuneración laboral.

 

Según el sondeo, los trabajadores con un título de doctorado deberían cobrar alrededor de 4.400 euros netos mensuales, siendo estos los mejor retribuidos. Les siguen los licenciados y graduados de programas de máster, que estarían prácticamente igualados con un sueldo neto aproximado de 3.500 euros mensuales. Por debajo, los titulados en FP se pondrían un sueldo de 2.300 euros/mes, los que han superado la selectividad se pagarían 1.900 euros/mes, 1.600 para los que tienen el graduado escolar y 1.500 para los que no lo tengan.

 

 

 

Los sueldos reales

 

Estos datos están a años luz de la realidad salarial del mercado laboral español. El salario medio en Castilla y León es de 20.626 euros brutos al año, un 9,4% por debajo de la media nacional, que se sitúa en 22.771 euros, según el informe de CCOO basado en la encuesta Anual de Salarios y Costes Laborales respecto a 2016 elaborada por el INE. La nómina media de un trabajador españoles es de 1.636 euros mensuales (en 14 pagas), aunque el poder adquisitivo de la remuneración media española ha registrado una caída del 2,4% en el último lustro, con bajadas en todas las comunidades autónomas, salvo en Cantabria (+2,5%) y la Comunidad de Madrid (+0,6%).

 

Por sectores, el resultado más favorable se encuentra en la Industria, cuya remuneración media no ha dejado de crecer a lo largo de la crisis. Sin embargo, en los últimos dos años su ritmo de incremento se ha moderado, con un avance del 0,2% en 2016, hasta los 1.898 euros mensuales. Mientras, la remuneración media de la construcción ha venido mostrando una recuperación irregular hasta finales de 2016, cuando cayó un 1,4%, estableciéndose en 1.607 euros mensuales. En comparación con su nivel de 2011, el salario en la construcción sí presenta una ganancia de un 1,2%, unos 20 euros más al mes.

 

Según el tamaño de la empresa por número de asalariados (pequeñas, medianas y grandes), el salario medio ha perdido capacidad de compra en los tres tamaños de empresas, siendo esta más importante en las firmas pequeñas (-3,5%). En las grandes han perdido un 3,1% y en las medianas solo un 0,7% de poder de compra.

 

Teniendo en cuenta la jornada laboral del trabajador, la ganancia ha sido mayor entre los asalariados a tiempo parcial, cuyo salario medio ha aumentado su capacidad de compra un 1,4% en estos cinco años. Las remuneraciones más altas se pagan en las actividades de electricidad y gas (3.667 euros al mes) y en finanzas y seguros (3.027 euros), y las más bajas en la hostelería (1.047 euros mensuales).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: