El Soto acoge una concentración solidaria de moteros con Harley Davidson en favor de Down Ávila

Foto de familia de algunos de los miembros de Down Ávila y de Kmas que han participado. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El parque abulense ha acogido este sábado una concentración motera organizada por la agrupación solidaria madrileña Komando Motero KMAS con el objetivo de conseguir fondos para la asociación Down Ávila, una fiesta de las motos y la solidaridad que ha estado muy concurrida y en la que han disfrutado de múltiples actividades, además de una magnífica muestra de diferentes modelos de Harley Davidson.

En la exposición de motos de la concentración se han podido ver hasta una treintena de modelos diferentes de Harley Davidson, además de las modificaciones particulares que les han ido haciendo, en un encuentro con más de una decena de niños con síndrome de Down y sus familiares, además de otras muchas personas que se han acercado a colaborar  a compartir experiencias.

 

Según han explicado Americano y Pope, presidente y socio del Komando Motero de Acción Solidaria KMAS, “somos una asociación sin ánimo de lucro que nos gusta ayudar a colectivos desfavorecidos, y esta vez nos ha tocado volver aquí con Down Ávila, ya que este es el segundo año que colaboramos con ellos, porque es una asociación que hace una gran labor en esta ciudad”.

 

Para el encuentro, han llegado moteros, sobre todo, de Madrid, donde está ubicada la sede de la organización, y de Ávila, pero también de otros puntos como Zamora, ya que tiene socios por todo el país. Y todos ellos con un solo fin, según han explicado, que es  que “Down Ávila pueda usar el atractivo que tienen las motos para llamar la atención de la gente y atraerlas para que los ayuden”.

 

En la fiesta se han montado una serie de stands en los que se ha servido comida y bebida a buen precio, y merchandising con el que conseguir recaudar ese dinero, además de que se ha incorporado ambientación musical, la actuación de un mago y un photocall en el que los asistentes han podido hacerse fotos con uno de los modelos más bonitos de Harley Davidson.

 

Por su parte, Pilar Florencio, presidenta de Down Ávila, se ha mostrado muy agradecida por la iniciativa, que repiten por segundo año consecutivo, sobre todo por los problemas económicos que tiene la asociación, como le pasa a muchas otras sin ánimo de lucro, y por el de las familias con niños con síndrome de Down, y ha destacado que “lo que recaudemos aquí y todo lo que venga de este tipo de iniciativas irá destinado al ocio de los chicos, que es algo que las familias en estos tiempos pueden tener más dificultades para ofrecérselo por la crisis”.