El Salmantino se reengancha a la ilusión en su duelo frenético con el Tordesilllas

Juanan, autor del segundo gol (Foto: Arai Santana)
Ver album

El Salmantino ssupera con éxito su primera final y derrota al Atlético Tordesillas (2-1) en un duelo frenético y con goles en el primer tiempo y tenso y intenso en la segunda mitad. Ambos acabaron con diez jugadores. 

 

FICHA DE PARTIDO

 

SALMANTINO UDS: Rodri, Tejedor, Tyson, Marco Iván, Jehu, Juanan, Garban (Miguel Ángel, min. 84), Amaro, Murci (Martín Galván, min. 61), Ortiz (Izazola, min. 76) y Caramelo

 

ATLÉTICO TORDESILLAS: Sergio, Joni, Abraham (Villa, min. 46), Viti, Cristian, Héctor, Bayón, Roberto Simón, Juanmi (Conejo, min. 46), Oli (Adalia, min. 61) y Javi Borrego.

 

GOLES: 1-0, min. 8, Murci. 1-1, min. 20, Bayón. 2-1, min. 23, Juanan. 

 

ÁRBITROS: Sergio Valdés Varela. Tarjeta amarilla a Marco Iván y al visitante Héctor. Expulsado Juanan, del Salmantino. Tarjeta roja a Joni, del Atlético Tordesillas. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 32 de Liga que se disputa en el estadio Helmántico. 

Puede sonar a broma pero no lo es y es que antes de comenzar el duelo en el estadio Helmántico se anunciaba el duelo entre Salmantino y Atlético Tordesillas con el himno de la 'Champions' de fondo. Parecían querer recordar la importancia de los tres puntos en juego como si a alguno de los protagonistas se le pudiera olvidar. Mayor relevancia para el Salmantino como local y porque partía por detrás en el marcador pero tampoco el equipo de Valladolid podía renunciar a la oportunidad de poner algo más de tierra de por medio teniendo en cuenta lo que le viene por delante.

 

Por eso aunque habían quien esperaba a un Tordesillas reservón que pudiera dar un punto por bueno no acertaba y eso se pudo comprobar nada más iniciarse el encuentro. El pitido inicial fue una especie de toque de corneta para ambos conjuntos que se lanzaron a por su rival sin miramientos y por eso en los primeros minutos se sucedieron varias ocasiones de gol en ambas porterías. El que se estrenó dando susto a su rival fue Borrego que a la primera demostró porque se le considera un 'diablo' cuando pisa el área. De la nada y tras recuperar un balón pegado a la línea de fondo, se giró y dio un toque sutil que si no llega a ser por la intervención de Rodri se habría convertido en gol. Respondió Murci pisando área con peligro y poco después llegó una oportunidad clarísima para Oli en una contra visitante.

 

El delantero superó con su golpeo la salida de Rodri y el balón marchaba directo hacia la portería y fue la aparición providencial de Tejedor la que lo evitó. No dio ni tiempo a pensar lo que había sucedido porque el encuentro estaba desatado, como si fueran los últimos segundos de una final, y en la siguiente acción estrenó el marcador Murci. El delantero no es de perdonar dos veces seguidas y cabeceó a la perfección un centro desde la derecha de Ortiz para poner un 1-0 que tranquilizó la situación, aunque eso sólo sucedió durante diez minutos. 

 

Un pequeño respiro porque las hostilidades se reanudaron con el empate del Atlético Tordesillas que demostró que con muy poco -o mucho según se mire porque la calidad arriba es vital-, hace daño. Una preciosa dejada de Borrego a su compañero Bayón, un toque que dejó desarmados a los cuatro defensas y el chut del punta para batir a Rodri y situar el 1-1. ¿Imposible que sucedería más en menos tiempo? No, había más. 

 

Los jugadores del Tordesillas celebran el gol de Bayón (Foto: Arai Santana)

 

Se pudo recomponer rápido el Salmantino de nuevo gracias a su dominio por arriba en una acción ensayada justo en la siguiente acción. Una falta lateral botada por Amaro buscando el punto de penalti hacia donde se pudo liberar Juanan sin ninguna marca para elevarse con tranquilidad y situar de cabeza el balón allí donde el portero no puede llegar. De nuevo los locales se situaban por delante y su misión a partir de ese momento pareció centrarse en intentar consolidar ese marcador con dominio del juego. Menos vértigo en sus acciones de ataque para tratar de evitar que el duelo se convirtiera en un continuo ida y vuelta pero sin renunciar a ir a por el tercero. 

 

Lo rondó, sore todo en la última fase del primer tiempo, en una doble ocasión de Ortiz y sobre todo Murci, que escorado remató al palo después de superar al portero. Pero también el Atlético Tordesillas, con sus tres hombres de arriba daba la impresión de poder liarla en cualquier momento y con ese aviso se marcharon ambos equipos a vestuarios. 

 

Murci sumó un gol más a su cuenta y envió otro esférico al palo (Foto: Arai Santana)

 

Con los últimos precedentes y con lo visto en el primer tiempo no valía salir a conservar el resultado en el segundo tiempo, había que ir a por el tercero y la ocasión se pudo poner propicia si el colegiado hubiera decretado un claro penalti cometido sobre Garban a los cinco minutos de juego. Parecía que lo iba a pitar pero se dio la vuelta e indicó que siguiera el juego ante la incredulidad local. También extrañó el tempranero cambio de Galván por Murci por aquello de retirar del campo al mejor de los locales con media hora aun por disputarse. 

 

Poco después llegaron unos minutos de desasosiego para la parroquia local que vio como Rodri evitaba el empate a disparo de Pedro Simón, que un minuto después tuvo una nueva oportunidad que acabó en saque de esquina. Dos jugadas que revitalizaron a un Atlético Tordesillas hasta entonces menos punzante en el segundo tiempo. 

 

Garban pidió un claro penalti nada más comenzar el segundo tiempo (Foto: Arai Santana)

 

El duelo no tenía la vistosidad del primer tiempo pero sí emoción y tensión y más en un tramo final en el que el Salmantino se quedó con diez tras la expulsión de Juanan. Restaban siete minutos por disputarse y para amarrar los tres puntos y en los que se recurrió ese 'otro fútbol' para conseguirlo porque en días así todo vale. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: