El puente romano de la Fonseca, ¿una muerte anunciada?
Cyl dots mini

El puente romano de la Fonseca, ¿una muerte anunciada?

Puente romano de la Fonseca.

Según denuncian desde el Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Santa María del Berrocal.

El puente romano de la Fonseca se encuentra situado entre los términos municipales del Villar de Corneja y La Horcajada, fue durante muchos años ruta de paso  para cruzar el rio Corneja hacia Extremadura desde Salamanca por el puerto Tornavacas.

 

Primero, se cree que fue construido y utilizado por los romanos, con posteriores reconstrucciones medievales posiblemente en el año 1755 a causa del terremoto de Lisboa siendo en 1556 el paso utilizado por Carlos V en su ruta hacia su retiro en el monasterio de Yuste.

 

Carlos V entra por segunda vez durante su viaje en la provincia de Ávila desde Gallegos de Solmiron el día 9 de noviembre de 1556, continuando su ruta hacia Yuste por el Villar de Corneja y cruza por el puente hacia la Horcajada y Barco de Ávila.

 

Desde el Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Santa María del Berrocal se señala que su valor a nivel turístico es "incalculable2, ya que es "claramente un potencial de primer orden para incentivar el turismo rural de la zona añadiendo una nueva ruta de senderismo a las dos existentes en el municipio de Santa María del Berrocal; una es la ruta de “los lavaderos”, entre Santa María del Berrocal y el Mirón, y otra, entre Santa María del Berrocal y el Villar hacia el puente que nos ocupa. Una tercera discurriría por el término municipal de los tres  pueblos  Gallegos de Solmirón (Salamanca), Santa María del Berrocal y el Villar de Corneja hasta el puente de la Fonseca".

 

Actuación sobre el puente

 

De acuerdo con los alcaldes del Villar y Santa María del Berrocal, se realizó un anteproyecto para la restauración del puente de la Fonseca con el objetivo de recibir una subvención de la Junta de Castilla y León. En ese anteproyecto se emite un informe donde se hace constar la "necesidad urgente" de actuar en su reparación  ante el deterioro en el que se encuentra.

 

"La falta de interés y apatía de los responsables políticos, haciendo  caso omiso de la situación de ruina en la que se encontraba el puente hace tres años, nos ha llevado al derrumbe de una parte del puente", apuntan los socialistas, tras indsicar que "la urgencia de la intervención ya se recogía en el informe anteriormente señalado de la siguiente manera: (…) es necesario continuar con el tablero, un elemento esencial del puente tanto o más importante que el resto en la conservación del puente, por ello se requiere una actuación que evite la entrada de agua, tanto de la lluvia como de las escorrentías que en estos momentos entran por el inicio del puente en su lado del término de la Horcajada. Para ello se precisa la realización de aliviaderos que, en este caso, impidan la entrada de agua dentro del tablero y que sean evacuadas por los laterales".

 

La práctica totalidad de dicho tablero se encuentra en mal estado, añaden desde el PSOE, por lo que es "necesario reconstruirlo íntegramente teniendo cuidado en respetar y utilizar técnicas y materiales acordes con la construcción tradicional del puente" y "en todo caso, la actuación debe estar integrada en la construcción existente y con el entorno".

 

"Hay que resaltar este punto del anteproyecto, ya que es la causa del derrumbe de una parte del puente", reiteran los socialistas, tras resaltara que "las lluvias de estos últimos días y la entrada de agua al puente filtrándose por el mal estado del tablero, han producido esta situación".

 

Visitas en 2017

 

Por otra parte, el PSOE recuerda que "ni las dos visitas de la arquitecta del Ministerio de Cultura en el mes de enero de 2017, ni la posterior visita del delegado territorial de la Junta, fueron suficientes para que se tomaran las medidas necesarias para restaurar y conservar el puente de forma adecuada".

 

Ante esta situación, "se vuelve urgente tomar las medidas oportunas, entre ellas la más prioritaria sería evitar que el agua siga entrando en el puente, estabilizar el resto del mismo ya que este, digamos, está herido de muerte, aunque aún no está muerto", explican los socialistas, ya que "en caso contrario, se corre un serio peligro de derrumbe total de la construcción, perdiéndose así un monumento turístico en la zona de primer orden y, ya con posterioridad, cuando el rio lo permita, acometer su completa restauración siguiendo estrictamente las normas constructivas precisas".