El PSOE no dará el 'OK' definitivo a la ordenación del territorio sin negociar su plan de 700 millones

Tudanca en la sede autonómica del PSOE

Los socialistas ponen sobre la mesa sun plan de inversiones sociales prioritarias, rechazado en Cortes por el PP, para dar el visto bueno definitivo a la nueva ordenación territorial.

En cuestión de quince días se rematará el último trámite para aprobar la nueva ordenación territorial de Castilla y León, el mapa con las nuevas unidades que deben servir para prestar todos los servicios en el medio rural. Una exigencia con la que se han descolgado y que está basada en las propuestas de inversiones por provincias que han ido presentando en los últimos meses, porque consideran necesario acompañar las nuevas estructuras con inversiones. El plan incluye 114 actuaciones por 705 millones de euros, repartidas por todas las provincias y que recogen muchas actuaciones olvidadas por la Junta. El principal objetivo era concretar las medidas y fijar un compromiso de inversión.

 

La base es la moción presentada por el grupo bajo el título Plan de Inversiones Sociales Prioritarias de Castilla y León 2016-2020. Y fue la respuesta a una propuesta idéntica lanzada por la propia Junta de Castilla y León que supondrá una inversión total superior a los 728 millones de euros pero para cinco años que  implica la planificación de las infraestructuras y equipamientos de carácter sanitario, educativo y social; el PSOE lo criticó en su día porque era menos de lo que se había invertido en los cinco años anteriores.

 

La moción socialista fue al pleno el pasado noviembre con el compromiso de que las actuaciones se financiaban gracias a ayudas europeas del Plan Juncker y una revisión fiscal. La moción fue respaldada parcialmente por UPL (sólo inversiones en León) y Ciudadanos, y rechazada en su totalidad por el PP. Los socialistas criticaron la decisión de los populares de decir 'no' a un paquete con actuaciones que llevaban años esperando. Sin embargo, ahora el PSOE vuelve a la carga con su exigencia de cara a la aprobación definitiva de la nueva ordenación territorial y que implica asumir un compromiso para hacer una inversión mínima de esa cuantía.

 

El PSOE dio a conocer hace semanas una lista de inversiones que considera "necesarias, imprescindibles e irrenunciables" para cada provincia, que son las mismas que pide ahora para dar su 'ok' definitivo a la ley de ordenación. El plan incluye las infraestructuras de educación, sanidad y servicios sociales que habrán de ejecutarse entre 2016 y 2020. En su día, el PSOE echó en falta algunas concretas como el Centro de Salud de Sahagún o el de La Magdalena en Valladolid, de Calzada de Valdunciel o de Villalpando, además de la residencia de personas mayores en el barrio de Puente Ladrillo de Salamanca. "¿Dónde están en este plan, donde los plazos y la financiación de cada uno de ellos? Y donde están otras infraestructuras reivindicadas como el Hospital comarcal de Aranda de Duero o el Instituto de Guijuelo en Salamanca o las ampliaciones de los campus de Segovia y Soria", dijo Tudanca.

 

Así, en Zamora, el PSOE pedirá que se incorporen al Plan –además de los centros de salud de Villalpando y Parada del Molino- 12 nuevos proyectos, por un montante de más de 11 millones de euros; en Salamanca, infraestructuras en servicios sociales, sanitarios y educativos para la provincia por un importe total de casi 59 millones de euros; en Burgos son seis proyectos con una inversión global de 108,7 millones de euros, de ellos, 80 millones se llevaría el Hospital comarcal de Aranda de Duero; en Segovia los socialistas proponían para Segovia once infraestructuras educativas, siete sanitarias y cuatro de Servicios Sociales con un valor de 46,9 millones

.