El PSOE espera que el informe de la CHD sea el primer paso para frenar la mina en la sierra

El diputado socialista Raúl Blanco ha insistido en las nefastas consecuencias medioambientales y para las actividades económicas de la zona.

Blanco ha manifestado cierta satisfacción porque “poco a poco, los criterios técnicos se están imponiendo sobre los criterios economicistas”.

 

Así se ha referido el diputado socialista al informe emitido por la Confederación Hidrográfica del Duero en el que no se garantiza que el proyecto de la mina no afecte a las aguas subterráneas.

 

“El documento refrenda el impacto negativo de la mina en la Sierra de Ávila” que según Raúl Blanco, “no sólo estaría expuesta a esta consecuencia, sino a muchas más que ya hemos enumerado con anterioridad como  el severo impacto visual y paisajístico que produciría la mina en esta comarca y que afectaría de manera muy negativa a la actividad turística de estas zonas de la provincia, que son unas de las principales actividades económicas de los núcleos rurales. Esta actuación conllevaría una alta contaminación atmosférica, a base de polvo, incontrolable en cuanto a las explosiones, que se vería incrementada por el tránsito de maquinaria y camiones, incluso regando las pistas, especialmente en períodos estivales y de sequía”.

 

El diputado socialista espera que este informe sea “un primer paso para desmantelar este proyecto que es un despropósito” y ha abundado en el apoyo por parte del PSOE de Ávila a las reivindicaciones que realicen los habitantes de la zona o la plataforma “Salvemos la Sierra”, ya que “entendemos que el futuro de esta comarca no es viable con un proyecto como el que se ha puesto sobre la mesa”.