Cyl dots mini

El PSOE considera esencial declarar BIC las danzas de palos

Danza de los palos.

Con el objetivo de proteger las tradiciones del medio rural.

Los procuradores del PSOE de Ávila en las Cortes de Castilla y León, Miguel Hernández y Soraya Blázquez, han celebrado el respaldo unánime que ha recibido en la Comisión de Cultura y Turismo de las Cortes la iniciativa del Grupo Socialista para declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) a la danza de palos de la Comunidad Autónoma, una tradición popularmente conocida como “paloteo”.

 

Según los parlamentarios, junto a la despoblación y la pérdida de servicios, la pérdida del patrimonio inmaterial se encuentra entre los factores que explican las manifestaciones de crisis en el mundo rural, de ahí la importancia de que la Junta de Castilla y León trabaje por lograr la declaración como BIC de este acervo cultural e incluso como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, para lo que sería necesaria la coordinación con otros gobiernos autonómicos y con Portugal.

 

En el caso concreto de la provincia de Ávila, la danza de palos es una expresión social, religiosa y cultural típica en municipios como Muñogalindo, Niharra, Hoyocasero, Solana del Rioalmar, Grandes y San Martín, Madrigal de las Altas Torres y Piedralaves.

 

“Cuando un pueblo desaparece o se rompe su entramado social, su producción artística material o inmaterial se extingue o se empobrece y el patrimonio oral o gestual se transforma, pierde su fuerza y su sentido social”, han significado los procuradores.

 

Lamentablemente, han añadido, durante mucho tiempo esta manifestación ha pasado inadvertida como elemento patrimonial de primera magnitud, y ahora, por la despoblación, en no pocas localidades corre el riesgo de desaparecer o de empobrecerse, perdiéndose muchos de los elementos presentes en el pueblo desde hace cientos de años.

 

Por ello, consideran esencial la aprobación de la iniciativa socialista, que busca proteger y conservar los testimonios que restan en la actualidad, en este caso la danza de palos, como acicate en su conservación y valoración institucional, y que para muchos de nuestros pueblos suponen una de las más claras señales identitarias de que siguen vivos.