El PSOE apela a reformar el sistema sanitario y de servicios sociales tras escuchar el informe del Procurador del Común

Los procuradores Miguel hernández y Soraya Blázquez.

Los parlamentarios autonómicos abulenses subrayan la coincidencia de las quejas recogidas por el Procurador del Común con las denuncias realizadas durante años por el PSOE

Los procuradores autonómicos del PSOE de Ávila, Miguel Hernández y Soraya Blázquez, han manifestado que las quejas recibidas por el Procurador del Común tanto en materia sanitaria como en residencias de personas mayores, que coinciden con los planteamientos que viene defendiendo el Grupo Socialista desde hace años, constituyen una "oportunidad para blindar y reforzar el sistema público".

 

En este sentido, entienden que las demandas ciudadanas que recoge el informe del Procurador del Común deben ser el punto de partida para acometer las reformas necesarias que den lugar a un sistema público de salud y de prestación de servicios sociales fortalecidos, capaces de afrontar en mejores condiciones nuevas necesidades y, sobre todo, situaciones coyunturales como las derivadas de la actual pandemia.

 

Los parlamentarios abulenses han recordado las diferentes iniciativas presentadas por el PSOE para poner de manifiesto las carencias de la sanidad y los servicios sociales públicos, en especial en el medio rural, como consecuencia de la aplicación de recortes presupuestarios y de privatizaciones en el sector, algo que ahora, a la vista del informe del Procurador del Común, es necesario corregir y cambiar con urgencia.

 

Una mejoras que, a su juicio, sobre todo tienen que hacer hincapié en la Atención Primaria, en mayor medida en el ámbito rural, para convertirla en la base del sistema, porque alegan que "si actualmente es fundamental, a partir de ahora lo será más para el control de la pandemia".

 

Los procuradores socialistas han insistido en que la progresiva despoblación de nuestros pueblos es consecuencia del deterioro de los servicios públicos y nadie mostrará interés en venir a vivir o en mantener su residencia en ellos, si persiste el déficit que la ciudadanía ha planteado al Procurador del Común en materias tan esenciales como la atención sanitaria o las residencias de personas mayores.