El programa dual de Cebreros promueve la formación en cocina y la acción social

Foto de familia de los participantes en el programa dual ‘El Rondón’ de formación en cocina celebrado en Cebreros.

Los menús realizados durante el curso se han distribuido de forma equilibrada entre los domicilios de la población con menos recursos de la zona de Alberche y Pinares. El programa ha contado con una inversión de 113.016 euros.

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Público de Empleo (Ecyl), y las Escuelas Campesinas (como entidad promotora) han clausurado el programa dual ‘El Rondón’ de formación en cocina.

 

Esta mañana se ha hecho entrega en Cebreros de los diplomas acreditativos con la presencia del gerente provincial del Ecyl, Javier Luis. En el acto, también han participado el presidente de Escuelas Campesinas de Ávila, Santiago Enríquez, y los alcaldes Ángel Luis Alonso (Cebreros), David Beltrán (El Hoyo de Pinares) y José Luis Bartolomé (Navalperal de Pinares). 

 

Nueve alumnos mayores de 25 años se han beneficiado durante 12 meses de este programa dual que combina la formación teórica con la práctica y que se ha impartido  en las instalaciones del hotel restaurante-escuela ‘El Rondón’ de Cebreros, con una inversión de la Junta de Castilla y León que asciende a 113.016 euros.

 

Además de la formación en la especialidad de cocina, esta iniciativa destaca por la labor social al distribuirse, de forma equitativa, 6.600 raciones alimenticias elaboradas por los alumnos entre los vecinos con menos recursos de  los municipios de Cebreros, El Hoyo de Pinares y Navalperal de Pinares. También, se han recopilado las creaciones culinarias de los alumnos en una aplicación gratuita, ‘Gastrolab’, con cocina de autor y recetas de grandes chefs.

 

Los programas duales de formación y empleo se configuran como una política activa de empleo de la Junta de Castilla y León, que consiste en la realización de acciones de formación en alternancia con el trabajo efectivo y mediante la ejecución de obras o servicios de utilidad pública e interés social, para facilitar la adquisición de las competencias profesionales relacionadas con dichas obras o servicios, con el fin de favorecer la inserción laboral.