El presidente de la Federación de Familias Numerosas, Benigno Blanco, clausura la 'Semana Amoris Laetitia' de la UCAV
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

El presidente de la Federación de Familias Numerosas, Benigno Blanco, clausura la 'Semana Amoris Laetitia' de la UCAV

Clausura de la “Semana de la Familia “Amoris Laetitia”

 “Las personas que apuestan por querer y se dejan querer, llegan a las edades adultas llenas de felicidad”, ha asegurado

'El amor de verdad: querer querer' es el tema central de la conferencia del abogado y escritor Benigno Blanco, presidente de la Federación Española de Familias Numerosas, con la que el Instituto Berit de la Familia de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha clausurado la 'Semana de la Familia Amoris Laetitia 2021', en la que han participado más de 400 inscritos de diferentes partes del mundo.

 

En el acto de clausura, la directora del Instituto Berit de la Familia de la UCAV, Concepción Albarrán, se ha mostrado convencida de la "necesidad de reforzar la familia para poder vivir con paz lo mejor posible las situaciones y contratiempos que se presenten". Por su parte, la presidenta del Instituto Berit de la Familia de la UCAV, Lydia Jiménez, ha mostrado la "importancia de la familia para que la sociedad aporte valores a los demás".

 

"La familia es una fuente de felicidad inmensa", ha ratificado Benigno Blanco, al tiempo que ha señalado que "las personas que apuestan por querer y se dejan querer, llegan a las edades adultas llenas de felicidad", mientras que, "por el contrario, aquellos que optan más por sí mismos y no se dejan querer llegan a edad adulta muy solos". "Somos seres familiares y compensa hacer familia", ha manifestado Benigno Blanco.

 

En el capítulo cuarto de la 'Amoris Laetitia', segunda exhortación apostólica postsinodal del papa Francisco, este afirma de forma reiterada que el amor matrimonial es algo a cuidar y a crecer (n. 89), un desafío que requiere lucha, reinventarse y empezar de nuevo hasta la muerte (n. 124), que se institucionaliza en el matrimonio para proteger el compromiso mutuo y crecer en solidez (n. 131) y que supera los sentimientos para convertirse en un querer hondo que involucra toda la existencia (n. 163).

 

A partir de esas consideraciones del pontífice, se comenta que así como el enamoramiento comienza por los sentimientos y emociones, el amor que funda y acompaña al matrimonio es una voluntad de querer querer, una voluntad de querer amar que se sostiene en el tiempo aunque los sentimientos y emociones sean volubles. Todas las emociones pasan. En cambio, el compromiso de voluntad de poner la vida al servicio de un amor sí puede ser permanente y así lo manifiesta el Papa Francisco en el capítulo cuarto de 'Amoris Laetitia'.

 

El abogado Benigno Blanco cree que muchos jóvenes no creen en el matrimonio porque no tienen matrimonios de referencia felices. Por eso, anima a cuidar el amor: "No podremos alentar un camino de fidelidad y de entrega recíproca si no estimulamos el crecimiento, la consolidación y la profundización del amor conyugal y familiar".

 

El presidente de la Federación Española de Familias Numerosas ha expuesto que "el matrimonio no es solo la boda, es la vida conyugal, tarea amable para la vida. Y resulta factible en clave cristiana porque es cosa de tres: los que se casan y Dios; y con un socio tan poderoso, es negocio seguro y de éxito. Por eso es vocación a la santidad, proyecto de vida en clave de santidad personal".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: