El PP solicita al Equipo de Gobierno que modifique la tasa por suministro de agua potable

Grifo de agua potable.

Los populares señalan que “esta bajada no supondría para el Ayuntamiento una menor recaudación, sino que quedaría compensada al aumentarse los consumos”.

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ávila ha solicitado al Equipo de Gobierno que modifique la ordenanza 26 que regula la tasa por suministro de agua potable y, de esta forma, se rebaje el precio del consumo de la misma para los meses restantes del presente ejercicio económico 2020.

 

Los populares piden que se tome esta postura “al menos para los tramos de consumo en los que se encuentra mayoritariamente la población abulense”.

 

Tal y como recuerdan los concejales del PP, “dentro de las medidas preceptivas o recomendadas para superar la crisis sanitaria causada por el coronavirus, las administraciones y las autoridades sanitarias piden a los ciudadanos que observen unas estrictas medidas higiénicas que suponen un mayor consumo de agua, debido al aumento de la frecuencia de lavado personal, de ropa, de alimentos, de instalaciones, etc”.

 

Más consumo

 

Además, señalan, “la obligación para los ciudadanos de mantenerse en casa implica un aumento de los consumos domésticos de agua frente a lo que habría sido normal en este momento si no se hubiese dado la crisis sanitaria”.

 

Según explican los ediles populares “esta bajada de tasas no supondría para el Ayuntamiento una menor recaudación, sino que quedaría compensada al aumentarse los consumos”.

 

Incide el Grupo Municipal del PP en que una gran cantidad de abulenses están sufriendo las consecuencias económicas y sociales directas de la pandemia, al haber sufrido un ERTE, haber tenido que cerrar sus negocios o haber visto reducida drásticamente la actividad económica o laboral que era su fuente de ingresos: “El Ayuntamiento no puede cobrar como si no pasara nada y seguir con sus planes de recaudación que fueron aprobados en otras circunstancias, mucho antes de comenzar la pandemia, circunstancias que ya han cambiado por completo”.

 

Sequía

 

Los populares recuerdan que “en el episodio de sequía que sufrimos el pasado verano, el Ayuntamiento nos pidió a los abulenses que redujésemos todo lo posible el consumo de agua. La ciudadanía supo estar al lado del Consistorio y fue decisiva para superar la situación de sequía limitando de forma determinante su consumo”.

 

Concluyen los concejales del PP que “ahora, es el Ayuntamiento el que tiene que estar al lado de los abulenses y compensarles ese esfuerzo, siendo sensible a esta nueva situación.