El PP se sorprende de que el equipo de Gobierno pida más ayudas a la Junta días "después de votar a favor de los presupuestos autonómicos"
Cyl dots mini

El PP se sorprende de que el equipo de Gobierno pida más ayudas a la Junta días "después de votar a favor de los presupuestos autonómicos"

Inmaculada Pose, concejal del PP en el Ayuntamiento de Ávila.

Pose: “Es curioso que Por Ávila pida más ayudas para comercio y hostelería después de haber desperdiciado las subvenciones ya concedidas por el Gobierno regional para tal fin"

El Grupo Municipal Popular se sorprende de que el equipo de Gobierno liderado por Por Ávila “pida ahora a la Junta de Castilla y León ayudas directas para hostelería y comercio y, sin embargo, hace pocos días han votado a favor de los Presupuestos de 2021 de la administración autonómica”.

 

Inmaculada Pose, portavoz popular en la Comisión de Empleo, Industria, Comercio y Turismo, es tajante a la hora de valorar este hecho: “No tiene ningún sentido, salvo que su intención sea la de aparentar ser reivindicativos, a pesar de en el Ayuntamiento no mueven un dedo para aplicar medidas propias que conduzcan a la ciudad hacia una salida de la crisis”.

 

Según Pose, también es curioso que Por Ávila pida más ayudas a la Junta para estos sectores después de haber desperdiciado las subvenciones ya concedidas por el Gobierno regional para tal fin, al haberlas destinado a cosas tan poco efectivas como mandiles y vinilos, en lugar de dedicarlas a campañas de bonos que incentiven el consumo en comercio y hostelería local, como está haciendo la ciudad de Segovia y como piden los comerciantes y los hosteleros abulenses”.

 

Tampoco se entiende”, prosigue la concejala del PP, “que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ávila pida estas ayudas a la Junta de Castilla y León cuando ellos no están implementando ni una sola ayuda directa municipal a estos sectores,  ni les bonifican o eximen de tributos municipales. Les cobran íntegro hasta el último céntimo del IBI, de la tasa de basuras aunque hayan tenido cerrado el local o hayan abierto con reducción por ley de aforo u horario; o el impuesto de circulación, aunque el autónomo haya tenido restricciones de movilidad para su vehículo de trabajo”.