El PP reitera que Ávila "lidera el ‘hachazo’ del IBI entre 40 capitales y grandes ciudades españolas"

Mario Ayuso, concejal del PP en el Ayuntamiento de Ávila, junto a la portavoz popular, Sonsoles Sánchez-Reyes. (Foto: archivo)

Mario Ayuso, portavoz popular en la Comisión de Hacienda: “Por Ávila ya puede decir que ha conseguido un récord: ser el partido que más profundamente ha metido la mano en el bolsillo de sus ciudadanos”

El Partido Popular ha vuelto a mostrar su preocupación acerca de la reciente subida del IBI en un 8,6% para el próximo año, aprobado en el pleno Municipal aprobó del 17 de octubre.  “Los abulenses serán los vecinos de una capital de provincia española que más verán incrementado el Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana en el recibo de 2020”. Así se desprende de un análisis comparativo que Mario Ayuso, portavoz del PP en la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Ávila, ha realizado con las ordenanzas del año próximo que a día de hoy han aprobado consistorios de toda España.

 

Los populares alegan que de los habitantes de esas casi 38 ciudades -entre capitales de provincia, capitales autonómicas como Santiago de Compostela, y urbes de gran peso específico como Vigo- “los abulenses son los que peor parados saldrán con el IBI en 2020”, desvela Ayuso, que señala que “el hachazo del 8,6% apenas tiene parangón en las ciudades analizadas”.

 

La más cercana entre las que incrementará el impuesto es Jaén, donde gobiernan PSOE y Ciudadanoss, con un 8,33%. Logroño es tercera con un 6% y la Barcelona de Ada Colau ocupa el cuarto puesto con un 5,4%. Granada y Valladolid comparten quinta plaza con una subida del 3%, Gerona es sexta con el 2,75%, y Soria, Bilbao, Vigo y Vitoria, con entre el 1 y el 1,8% de aumento, quedan ya a mucha distancia de Ávila.

 

El ‘hachazo’ de Por Ávila al bolsillo de los abulenses es histórico, de récord no sólo junto a las Murallas, sino también lejos de ellas”, indica el portavoz económico del Grupo Popular en el Ayuntamiento. “La fiesta de los siete liberados la pagamos los abulenses de a pie”.

 

Ayuso pone de relieve también el caso de Ciudadanos, un partido “capaz de gritar a los cuatro vientos desde su dirección nacional que es contrario por definición a la subida de impuestos, pero que cuando gobierna ayuntamientos como el de Jaén con el PSOE o el de Ávila con Por Ávila, se suma a esos sablazos por encima del 8%. En cambio, en Santander, donde gobierna con el PP, se apunta a una bajada del 6%. La veleta naranja también es fiscal, por lo que vemos”.

 

En el listado de ciudades analizadas por el PP hay 16 donde el IBI se mantendrá el año que viene igual que éste. Pontevedra, Cáceres, Teruel, Salamanca, Burgos, Segovia, Palencia y Zamora, estas últimas con tamaño y problemáticas similares a las de Ávila, son algunas de ellas. Por último, en el capítulo de bajadas del IBI la más acusada es la de Ciudad Real (8%), la ya referida de la capital de Cantabria (6%), el descenso en un 5,4% en Madrid o los casos de Huesca, con una caída del 4%, y Oviedo (-3,5%).

 

Es de suponer que los ayuntamientos de estas ciudades con subidas del IBI estén en coma o a punto de estarlo”, ironiza Maro Ayuso, “mientras que los de las ciudades que bajan el IBI deben de tener el dinero por castigo”. Para el edil del PP, “más que unas situaciones económicas u otras, lo que se percibe con el comportamiento de cada consistorio es una manera de entender la política y el servicio público: el recurso fácil de tirar de la asfixia de los contribuyentes o la puesta en marcha de políticas audaces que confíen en la iniciativa de los ciudadanos para crear riqueza teniendo el dinero en sus bolsillos”, sentencia.