El PP reconoce el apoyo en la provincia del votante "de ida y vuelta"

Presentación de las líneas de campaña del PP abulense. (Foto: Edgar Palomo)

El PP abulense trabajar en recuperar el segundo diputado perdido en las pasadas elecciones generales, y es optimista en la recuperación de su electorado 

El Partido Popular de Ávila ha desgranado las líneas de actuación de su campaña de cara a las inminentes elecciones generales de este próximo domingo 10 de noviembre. Unos comicios que ha reconocido el propio partido como “especiales”, y que surgen según ellos en un contexto de “hartazgo” y “rechazo de la sociedad como reacción lógica frente a la incapacidad de Sánchez a la hora de formar gobierno”.

 

Ante esta nueva cita con las urnas, los candidatos del partido conservador, como viene siendo habitual, recorrerán todas las comarcas abulenses para pedir el voto de los ciudadanos “como herramienta útil a la sociedad para encontrar soluciones y no la de generar problemas como el bloqueo político”. Un modelo tradicional a sus siglas en el que cada vez que hay elecciones recorren el mayor número de municipios posibles “por muy pequeños que sean, porque resulta gratificante encontrar la mano tendida del ciudadano del entorno rural”, según Juan Pablo Martin, candidato número uno del PP al Senado.

 

Ante esta movilización del voto popular, tal y como ha reconocido el político, el PP en la provincia ahora sí que está detectando un votante de ida y vuelta, “que por algún motivo dejó de votarnos y que ahora va a volver, y eso se va a traducir en un resultado electoral que esperamos que sea muy importante en la provincia de Ávila”, admite. Cuya misión será la de recuperar el segundo diputado perdido que ganó Ciudadanos el pasado mes de abril en la figura de Manuel Hernández. Aunque también para acercar un poco más a Pablo Casado a La Moncloa, ya que desde el seno del partido perciben un electorado propio comprometido para tener un resultado positivo.

 

En una provincia rural como Ávila los índices de participación están por encima de la media y esperamos que Ávila una vez más esté por encima y se traduzca en ese apoyo que necesitamos para ese segundo diputado”, admite Juan Pablo Martín.

 

Los populares también se centran en una campaña en torno a la “problemática” de Ávila capital. Para el PP Ávila sigue siendo esencial en la estructura del partido, donde va a ser fundamental obtener un buen resultado final para sus aspiraciones a representar ambas cámaras. “Afrontamos la campaña con un optimismo moderado fruto del trabajo que venimos haciendo desde que se conformó la anterior legislatura, porque somos los que más hemos trabajado en las dos cámaras y los que mejor conocemos la provincia. Con un objetivo claro, ganar las elecciones en Ávila y que se traduzca en una mayor representación en las cámaras”, argumentan.

 

FRAGMENTACIÓN DEL VOTO EN EL CENTRO-DERECHA

En cuanto a la disgregación del voto del centro-derecha, Martín ve como perjudica “a la opción mayoritaria del PP como opción electoral y que esa ideología pueda gobernar" acordándose de Por Ávila. “Esa nueva fuerza electoral se autodefine como carente de ideología, el PP esta confrontación electoral lo afronta con fortaleza y poco pendiente de que esa fuerza pueda suponer en su electorado. La gente busca certezas y hay opciones electorales que son todo lo contrario porque no se sabe qué van a apoyar y para qué”, argumenta.

 

Por último, Juan Pablo Martín ha reivindicado a su partido como “el único que tiene un proyecto para Ávila dentro del proyecto de España”, una sensación que perciben en el electorado. “Hoy hay mucha más gente que nos percibe como la única fuerza política capaz de resolver problemas en Ávila y en España”.

 

Los ciudadanos lo que necesitan son soluciones , y perciben que hay un Pablo Casado y un PP que pueden resolver esos problemas. No hablo de voto útil pero sí que es verdad que mucha gente que nos dejó de votar ahora sí nos ve como una tabla de salvación para este país”, finaliza.