El PP pide una regulación estatal para los asistentes de personas discapacitadas

En la imagen el portavoz del GPP, Miguel Ángel García Nieto.

García Nieto ha defendido una moción en la Cámara Alta por la que se insta al Gobierno a regular la figura profesional de la asistencia personal para personas en situación de dependencia.

El portavoz del Grupo del Partido Popular en la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad, García Nieto ha definido al asistente personal como una figura de apoyo con la que cuentan las personas con discapacidad y/o en situación de dependencia. “Es un profesional que desempeña un servicio que permite a las personas con discapacidad, en situación de dependencia, llevar una vida independiente, al tiempo que fomenta su autodeterminación, autonomía personal y toma de decisiones”, ha señalado.

 

Ha explicado que el asistente personal desarrolla actividades de ayuda a domicilio, de acompañamiento y soporte dentro y fuera del hogar o cualquier otra actividad que forme parte del proyecto de vida independiente de la persona. “Este profesional facilita la igualdad de oportunidades, permite la inclusión y participación social, un mayor acceso a la formación, al empleo y al ocio, entre otras”.

 

En este sentido, el senador por Ávila ha destacado la importancia de que las personas con discapacidad puedan tomar sus propias decisiones y llevar las riendas de su propia vida, algo para lo que resulta imprescindible la figura del profesional de asistencia personal. “Conseguir el empoderamiento y autodeterminación de las personas con discapacidad es un pilar fundamental para su inclusión e igualdad de oportunidades”.

                                     

En la actualidad, el desarrollo normativo por parte de las comunidades autónomas origina importantes desigualdades para acceder a la figura del asistente personal. Por ello, el GPP pide que se regule, en el ámbito estatal,  la figura de este profesional, estableciendo un marco laboral adecuado y fijando unos criterios comunes que garanticen la calidad de la prestación del servicio en todo el territorio nacional.

 

Además esta iniciativa pide que se coordine desde el Imserso, junto con las administraciones regionales y el CERMI, el establecimiento de los criterios comunes que garanticen la calidad de la prestación económica de asistencia personal en todo el territorio.