El PP pide a Cabrera que “reconsidere” su negativa a pedir la revisión catastral y que no someta a los abulenses al “doble hachazo” del IBI

los concejales populares, Mario Ayuso, Sonsoles Sánchez-Reyes y Miguel Encinar. (Foto: archivo)

Como medida alternativa, desde el PP se propone que el equipo de Gobierne acepte el recorte de los sueldos políticos de la Corporación

El nuevo año 2020 comienza en los bolsillos de los vecinos de la capital abulense con lo que el Grupo Municipal del PP ha calificado como “doble hachazo” por la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana (IBI). Una decisión tomada por el equipo de Gobierno de Por Ávila y Ciudadanos de elevar el IBI un 8,6% para este 2020 y de no solicitar al catastro la revisión del valor de los inmuebles de Ávila, según el partido conservador. “Por acción y por omisión del alcalde y de sus concejales, los vecinos de la capital afrontan el año con menos dinero disponible para llevar a cabo sus proyectos profesionales, personales y familiares”, reflexionan desde el Grupo Popular.

 

El partido conservador asegura que Ávila lidera la subida del IBI entre las capitales de provincia españolas, a mucha distancia de la segunda, a la que se añade ahora “el aumento encubierto que se produce al no solicitar desde el Ayuntamiento la citada revisión catastral, por lo que los valores se mantendrán muy elevados”, señalan.

 

Los ediles populares argumentan que, tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, las viviendas, solares, naves y locales de Ávila han perdido una parte importante de su valor de mercado, “lo que es de justicia reflejar en los valores catastrales”. Recuerdan, asimismo, cómo “en el anterior mandato municipal el equipo de Gobierno del PP solicitó una revisión a la baja y fue concedida, con el consiguiente beneficio para los propietarios de la ciudad que, no olvidemos, son mayoría dada la cultura de adquisición de inmuebles que predomina en la sociedad española, por encima del régimen de alquiler”.

 

Ante esta situación, los concejales del PP solicitan al alcalde “reconsidere” su negativa a pedir la revisión catastral y que no someta a los abulenses a la “doble subida” del IBI, ya que, además, al tratarse de un impuesto proporcional lo paga la mayoría de contribuyentes sin atender a su capacidad económica, lo que consideran es “injusto en sí mismo”.

 

Como medida alternativa, desde el PP se propone que el equipo de Gobierne acepte el recorte de los sueldos políticos de la Corporación, tanto de los concejales no liberados como de los liberados. “Hay que predicar con el ejemplo y empezar por uno mismo sin asfixiar a familias, autónomos, empresarios, etc.”, finalizan.