El PP pensó en Ávila para recolocar a Adolfo Suárez Illana de cara al 10-N

Mañueco, haciendo una foto a Suárez Illana con un ciudadano. Foto: EP

Génova barajó la opción de colocar a Suárez Illana como número '1' al Congreso por Ávila, la ciudad de su padre.

Los ajustes en las listas electorales del PP han estado a punto de devolver a un Suárez a la vida política de Ávila. Desde Génova se han pilotado los cambios en numerosas candidaturas que, por nombramientos o renuncias, tenían vacantes en algunos puestos. También ha ocurrido en Castilla y León, donde Casado ha optado por hacer demostraciones de poder en territorio de Alfonso Fernández Mañueco.

 

Una de esas demostraciones ha podido llevar a Adolfo Suárez Illana la candidatura por Ávila. Finalmente, en la lista del PP al Congreso repite la cabeza de lista, Alicia García, junto a Rubén Serrano y María Ángeles Prieto; mientras que en el Senado el PP presenta a Juan Pablo Martín, Sebastián González y Patricia Rodríguez. Sin embargo, en Génova barajaron seriamente mandar a Suárez Illana a la tierra de su padre.

 

Esta fue una de las opciones que se barajaron para resituar al hijo del expresidente del Gobierno, que ha sido relegado del puesto '2' al '3' en la lista de Madrid que encabeza Casado. El sitio se lo ha quitado la zamorano-gallega Ana Pastor, y ante la incomodidad de Suárez Illana se pensó en darle la cabeza de lista de Ávila, la tierra natal de su padre. Adolfo Suárez nació en Cebreros y pasó toda su infancia en la ciudad amurallada, pero curiosamente nunca fue cargo electo por la provincia: fue diputado siempre por Madrid.

 

En cuanto a su hijo, nacido en Madrid, su carrera política ha estado vinculada a Castilla-La Mancha, donde fue candidato a presidir la autonomía; tras un paréntesis, Pablo Casado le recuperó hace unos meses y le puso en la lista principal del PP, la de Madrid, como número '2'.