El PP de La Adrada denuncia “las maniobras del alcalde para regularizar gastos de 2018 y 2019 en el Presupuesto Municipal de 2021”
Cyl dots mini

El PP de La Adrada denuncia “las maniobras del alcalde para regularizar gastos de 2018 y 2019 en el Presupuesto Municipal de 2021”

Plaza de la Villa de La Adrada.

Revelan que Aparicio “quiso taparnos la boca” con un proyecto de 50.000 euros

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de La Adrada espera que el Tribunal de Cuentas “tome cartas en el asunto del Presupuesto Municipal del Consistorio para este año 2021, con el que el alcalde trata de regularizar un gasto de casi 300.000 euros de los ejercicios 2018 y 2019”. La portavoz popular, Pilar Martínez, explica que “se dispuso de esa cantidad sin que hubiera consignación presupuestaria para ello en esos ejercicios”.

 

“Estos presupuestos contienen ese gasto, próximo a 300.000 euros, realizado y pagado con cargo a partidas pendientes de consignación presupuestaria, que no fue aprobado por el Pleno en su día, cuando el PSOE gobernaba en minoría, y que ahora el alcalde pretende regularizar cargándolo en las cuentas de 2021”, apunta Martínez. “Nos preguntamos”, prosigue la portavoz, “cuáles son las verdaderas intenciones del alcalde, y lamentamos que esta actuación sea una más de la trayectoria de opacidad que acumula este equipo de Gobierno gracias al rodillo de su mayoría absoluta”.

 

El Grupo Popular señala también que “los Presupuestos aprobados el pasado día 15 con los siete votos del PSOE y de USIA, y el rechazo de los cuatro ediles del PP, no contienen capítulo de inversiones específicas, por lo que vamos a dar traslado a la Subdelegación de Gobierno para que se pronuncie sobre la legalidad del acuerdo tomado”.

 

“Ya es triste que las cuentas se hayan aprobado con más de siete meses de retraso, pero lo es más que se haga con estas maniobras y que, además, el alcalde, en un alarde de generosidad, tratase de taparnos la boca ofreciéndonos 50.000 euros para que se hiciese en el pueblo algo que nosotros quisiéramos, lo vendiésemos como nuestro y a cambio aprobásemos los presupuestos por unanimidad y con consenso”, revela Pilar Martínez.

 

Sin embargo, el Partido Popular de La Adrada no se vende, nuestro trabajo es fiscalizar y controlar al equipo de Gobierno, de cuya pésima gestión ya tenemos demasiados ejemplos en esta primera mitad del actual mandato”, concluye.