El PP de Hoyocasero pide que se restablezca el suministro de agua a los ganaderos

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Hoyocasero ha respaldado las denuncias efectuadas por los ganaderos de vacuno de la localidad y considera injustificado el corte del suministro de agua ya que, según aseguran, existen suficientes reservas y las fiestas de verano ya han concluido.

El portavoz del Grupo Popular, Javier González Sánchez, ha subrayado que las fiestas de agosto concluyeron el día 23, y el decreto de alcaldía que dictaminó las restricciones en el uso de agua está fechado el 20 de agosto, con lo cual "no se sostiene la argumentación del alcalde", Alejandro Picós, de que esta medida obedece al interés de ahorrar agua de cara a un incremento poblacional por los festejos.

 

A juicio del edil del Partido Popular, el corte de agua a las explotaciones ganaderas obedece a una venganza personal y al pago de compromisos adquiridos en las elecciones, y no realmente a la falta de agua, ya que insiste en que existe suficiente para abastecer al municipio puesto que los depósitos están llenos.

 

Igualmente, el PP pone en duda que esta medida haya contado con el consenso del Grupo Socialista, dado que el concejal socialista Julián Rodríguez, responsable de Agricultura y Ganadería, ha manifestado su discrepancia con la medida por considerarla discriminatoria.

 

Javier González considera "una lástima que el alcalde de Hoyocasero ataque de esta forma" a los ganaderos de su municipio, quienes atraviesan una situación muy complicada ya que tienen que llevar agua al ganado en garrafas puesto que no han tenido tiempo siquiera para aprovisionarse de reservas, mientras que el sobrante de los depósitos que abastecen al pueblo se vierte directamente en el río, y los jardines y los huertos siguen regándose sin ningún tipo de restricción.

 

Ante esta situación, el Grupo Popular demanda que impere el sentido común, se aparten las rencillas personales y se gobierne de forma equitativa para todos los vecinos de Hoyocasero, lo que conlleva que el alcalde de marcha atrás en su polémico “decretazo” y restablezca el suministro de agua de la red pública a los ganaderos afectados.