El PP de Ávila reafirma su apoyo a la permanencia de los registros civiles en el medio rural

De izquierda a Derecha: Juan Manuel Fernández Santiago, Alicia García, Carlos García y Vidal Galicia.

Lo que se votó ayer no era la Proposición de Ley del PP, sino que el Gobierno de Sánchez ha utilizado el nuevo Real Decreto-Ley para introducir una nueva prórroga de diez meses en la aprobación de la Ley del Registro Civil", dicen los populares

El PP de Ávila ha salido al paso de las declaraciones del secretario general y senador del PSOE, Jesús Caro, en las que ayer acusaba a los populares de “incoherencia” por el voto en contra del Partido Popular al Real Decreto-Ley de medidas para hacer frente a la COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia porque contiene el mantenimiento de la actual planta y demarcación de los registros civiles, y las funciones en esta materia de los Juzgados de Paz y de las Agrupaciones de Secretarías de Juzgados de Paz.

 

Los populares abulenses recuerdan que la Ley 20/2011, del Registro Civil, aprobada bajo el Gobierno Socialista de Zapatero, “plantea importantes problemas para el medio rural y para provincias como Ávila, puesto que abocaba a la desaparición de los Juzgados de Paz y de los Registros Civiles en los pueblos de nuestra provincia”. Por su complejidad, la entrada en vigor de algunos aspectos de aquella Ley se fue retrasando en el tiempo, pero aun así quedó fijada para el 30 de junio de 2020 la desaparición de los registros y juzgados en los pueblos.

 

El Partido Popular se ha manifestado reiteradamente en contra de esta modificación y en esta línea ha presentado en tres ocasiones Proposiciones de Ley en el Congreso para modificar ciertos aspectos de esta Ley del Registro Civil antes de su entrada en vigor. Todo ello con el objetivo de garantizar el acceso a todos los ciudadanos, con una red de oficinas próxima. Defendemos que las Oficinas del Registro Civil mantendrán su ubicación en las mismas localidades en que se encuentran las sedes de los actuales Registros Civiles Municipales y de Paz.

 

Mantener que los jueces de paz, por delegación del Encargado del Registro Civil, continúen desarrollando funciones en materia de Registro Civil, y establecer que deben seguir siendo atendidas por personal de la Administración de Justicia.

 

En la primera ocasión, el Pleno del Congreso rechazó su toma en consideración el 13 de febrero de 2018, con el voto en contra del PSOE y la abstención de Ciudadanos. En la segunda oportunidad, durante la XIII Legislatura, "por desidia política", aseguran la iniciativa decayó con la disolución de las Cortes y la convocatoria de las Elecciones Generales del 10 de noviembre de 2019.

 

En esta tercera ocasión el texto se presentó el 13 de diciembre de 2019 (Boletín Oficial de las Cortes Generales de 20 de diciembre de 2019), estando pendiente su toma en consideración por el Pleno. En esta Legislatura también se han llevado a cabo iniciativas en el Senado en el mismo sentido.

 

“Lo que se votó ayer en el Congreso de los Diputados no era esta Proposición de Ley del Partido Popular, sino que el Gobierno de Sánchez ha utilizado el Real Decreto-Ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, para introducir una nueva prórroga de diez meses, hasta el 30 de abril de 2021 (vía Disposición final segunda del Real Decreto-Ley)”, explican los populares.

 

Señalan, asimismo, que “esta no es la solución al problema, ni mucho menos la forma en que esta cuestión debe ser abordada legislativamente, introduciendo una prórroga de tan sólo diez meses: es un parche que en nada atiende las necesidades del mundo rural y que no hace otra cosa que prolongar una amenaza que el Gobierno Socialista no quiere realmente afrontar”.

 

Por tanto, los populares mantienen "intacta" su postura; defender la modificación de la Ley del Registro Civil para que se mantenga su estructura territorial, el papel de los jueces de paz y la adscripción a la Administración de Justicia y que todo ello se tramite como Proyecto de Ley, no de esta forma torticera”.

 

"El Partido Popular de Ávila se ha pronunciado de forma reiterada a favor de la reforma de la Ley del Registro Civil para adaptarlo a las particularidades de nuestro medio rural, con independencia de que gobernara el PP o el PSOE a nivel nacional: lo hicimos el 27 de enero de 2020 al apoyar en el Pleno de la Diputación Provincial de Ávila una Moción del Grupo Socialista para mostrar el rechazo a la supresión de los Registros Civiles en todos los Ayuntamientos, instando a su mantenimiento y lo hemos hecho el 11 de mayo de 2020 en la Junta de Gobierno de la misma institución", aseguran.

 

Nada ha cambiado en nuestro posicionamiento, y dejamos claro que el Gobierno de Pedro Sánchez no ofrece ninguna garantía de querer acabar con la amenaza contra los registros y juzgados del medio rural, concluyen.