El PP cuestiona al Gobierno por las piscinas públicas y los trabajadores de Paradores

Piscina municipal de la Ciudad Deportiva de Ávila.

El uso de las piscinas públicas este verano “requiere planificación por parte de los ayuntamientos, que deben tener clara la manera de proceder”, señala Juan Pablo Martín.

El senador del PP por la provincia de Ávila, Juan Pablo Martín, ha registrado ante la Mesa de la Cámara Alta sendas preguntas escritas dirigidas al Gobierno en las que aborda dos asuntos de especial interés para la ciudadanía y las instituciones de la provincia.

 

En la primera de ellas, Martín cuestiona al Ejecutivo acerca de si ha fijado el criterio sobre el uso de las piscinas públicas -sean de propiedad pública o privada- durante este próximo verano en razón de la pandemia de la COVID-19. “Es un tema de singular relevancia y que requiere planificación por parte de las administraciones locales que gestionan las piscinas de nuestros pueblos”, señala el senador. “Este verano, en función del retroceso de la pandemia, es presumible que nuestras localidades reciban numerosos visitantes y los ayuntamientos deben tener clara la manera de proceder”, argumenta.

 

De este modo, Juan Pablo Martín añade una segunda cuestión adyacente para el Gobierno, sobre cuándo tiene previsto dar traslado de la decisión a las Comunidades Autónomas y a los ayuntamientos.

 

Paradores Nacionales

 

En otro orden de asuntos, el senador abulense se ha interesado por la situación de los trabajadores de Paradores, especialmente la de los empleados de los dos establecimientos abulenses, el de la capital y el de Navarredonda de Gredos.

 

“En las últimas fechas los representantes de los trabajadores de la empresa pública Paradores de Turismo, S.A. han denunciado que la compañía, a causa del impacto de la pandemia de la COVID-19 en el sector turístico, va a aplicar una bajada del 50% del sueldo a la plantilla”, explica el senador. Esto “supondrá una precarización del empleo y de las retribuciones de estos trabajadores”, señala.

 

Esa rebaja salarial se produciría por la supresión de la prima de producción, ligada a los ingresos de la empresa y cuyo valor está vinculado a cada uno de los paradores, que supone según los cálculos sindicales en torno al 50% de la media salarial.

 

‘¿A cuántas personas afecta este recorte salarial en los paradores de Navarredonda de Gredos y Ávila capital y cuál es la reducción exacta aplicable a cada uno de estos dos centros hoteleros?’ y ‘¿contempla la Dirección de esta compañía estatal la adopción de medidas de despido o suspensión temporal de empleo en alguno de estos centros hoteleros?’, son las preguntas dirigidas por Martín al Gobierno, que deberá responder por escrito al senador, conforme al reglamento de la Cámara.