El PP critica que el Ayuntamiento "se olvide" de las exenciones de tasas de basuras

Servicio de recogida de basura. Foto de archivo.

Según los populares, el Consistorio "ha creado falsas expectativas con este impuesto".

Desde el pasado 5 de agosto, el Ayuntamiento de Ávila está realizando un envío de cartas a quienes no tienen domiciliada la tasa por recogida de basuras, instándoles al pago del primer semestre de 2020.

 

Tres meses antes, el 5 de mayo, el alcalde informaba a los medios de comunicación de que enviaría una carta al Gobierno central pidiendo permiso para eximir del pago de la tasa de terrazas a los locales de hostelería abulenses durante todo el año, así como para que, a cerca de 1.300 bares, comercios, hoteles, restaurantes y viviendas de uso turístico de Ávila, se les pudiera aplicar una exención o bonificación también en la tasa de basuras hasta final de 2020.

 

Destacan los populares que ya desde el 18 de marzo, justo al inicio del estado de alarma, nuestro Grupo Municipal registró varias peticiones al equipo de Gobierno del Ayuntamiento para realizar bonificaciones y exenciones de estas dos tasas”.

 

Como ya denunciaron en su día, desde el Grupo Popular, “vimos, en esta maniobra del alcalde de enviar cartas al Gobierno, una estrategia para eludir responsabilidades y dilatar plazos, pues otros consistorios ya habían aprobado bonificaciones y exenciones de tributos municipales dentro de sus competencias, sin tener que esperar a ninguna respuesta del Ejecutivo

 

Tras recibir una semana después la contestación ambigua del Gobierno central a la misiva, que no entraba en el fondo de la cuestión, el alcalde y su equipo de Gobierno impulsaron, el 19 de mayo, la exención de la tasa de terrazas, pero olvidaron su promesa respecto a la tasa de basuras, hasta este 5 de agosto que se han acordado de ella, pero para comenzar a recaudar su cobro”, puntualizan los ediles del PP en el Ayuntamiento de Ávila.

 

“Si la innecesaria petición requiriendo permiso al Gobierno central para la exención o bonificación de ambas tasas estaba en la misma carta, y la respuesta del Ejecutivo fue la misma para ambas solicitudes, no tiene ningún sentido que el alcalde haya eximido de pago solo una de las dos tasas, olvidando por completo la otra, explican los populares.

 

De este modo, cerca de 1.300 establecimientos comerciales, hosteleros y turísticos de nuestra ciudad, según datos proporcionados por el alcalde, “no podrán disfrutar de esta medida propuesta en su día. Parece un claro cambio de criterio y, una vez más, otra decepción ante una falsa expectativa creada”.