El PP apuesta por el empleo como herramienta contra la desigualdad

“No hay política social posible sin una buena política económica que nos permita crecer y crear empleo", manifestó en la tarde de ayer Alicia García, consejerá de Igualdad y Familia, en un acto electoral celebrado en Arévalo.

García recalcó que “una de las herramientas más potentes para combatir la desigualdad es el empleo. La prioridad del Partido Popular es incorporar el talento de hombres y mujeres al mercado de trabajo, fomentar el empleo y el emprendimiento femenino y dar pasos firmes en materia de conciliación de la vida familiar y laboral”.

 

“El PP trabaja por la igualdad en todos los ámbitos, con especial atención a la mujer en el medio rural. Para continuar haciéndolo, les pedimos su confianza y su voto para el día 20. Así, mientras otros partidos pretenden cerrar los pueblos, desde el Partido Popular se impulsará a nivel nacional el Plan para la promoción de las mujeres rurales 2015-2018. Estudiaremos y analizaremos la Ley de Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias e incrementaremos el porcentaje de bonificación hasta el 60% en la cuota de la Seguridad Social para las mujeres que se conviertan en cotitulares a través de esta Ley. Ampliaremos hasta los 55 años la edad en la puedan beneficiarse de la bonificación”, añadió.

 

Alicia García aseguró que desde Castilla y León se está desarrollando, en el ámbito de la empresa, un conjunto integrado de medidas que fomentan y apoyan la igualdad en los distintos aspectos que forman la relación laboral, como salario, acceso o promoción. “Para ello, contamos con el Programa ‘IOempresas’ Castilla y León, a través del cual recientemente se ha facilitado que 88 empresas de la Comunidad reciban ayudas para fomentar la igualdad de hombres y mujeres en el ámbito laboral; y también a través de la colaboración con los agentes económicos y sociales, cuya actuación apoyamos,  y que ha permitido la contratación en los últimos años de 69 agentes de igualdad que trabajan para la implantación de medidas de igualdad en las propias empresas”.

 

Igualmente, el PP es consciente de la necesidad de que la mujer trabaje en igualdad y también en las mejores condiciones posibles, “por ello estamos apostando por una decidida política de apoyo a las familias y de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Política que, en Castilla y León, se concreta en la creación de plazas en centros de atención infantil para niños y niñas de 0 a 3 años, en la puesta en marcha de programas específicos como el  ‘Conciliamos’ y en el mantenimiento de una serie de beneficios fiscales directamente vinculados al apoyo a la familia y a la conciliación”.

 

“La peor expresión de la desigualdad es la violencia de género. Una sola víctima es demasiado. Por eso, redoblaremos nuestro esfuerzo para erradicar esta lacra. Reforzaremos la prevención mediante campañas innovadoras de sensibilización y actuaremos desde las edades más tempranas a través de acciones de formación; perfeccionaremos los mecanismos de derivación de las víctimas desde todos los servicios y entidades de detección a los recursos de asistencia integral; reforzaremos las redes de centros de acogida y movilidad de las víctimas y avanzaremos hacia sistemas de información compartidos para la atención personalizada de las situaciones de violencia de género”, afirmó Alicia García.

 

“Además, consideramos que el empleo es fundamental para que la integración y normalización por lo que promoveremos itinerarios específicos de empleabilidad para mujeres víctimas. En Castilla y León contamos con una línea de ayudas específica destinada a la contratación de mujeres víctimas de Violencia de Género”.