El PP admite que empieza a estar preocupado con Vox y que Casado no le paró para no darle protagonismo

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal.

"La novedad es que Abascal no pareció tan radical como lo pintan. Y eso beneficia a Vox", dicen en Génova, donde creen que no le quitará votos a Casado.

Cargos del PP han admitido este miércoles que Vox sale reforzado del debate a cinco que organizó este miércoles la Academia de Televisión pero no creen la formación que lidera Santiago Abascal robe a votos al Partido Popular en las elecciones de este domingo. Según añaden, en la ciudadanía está "calando" el mensaje de que sólo con un voto útil al PP se puede desalojar al socialista Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa.

 

Las fuentes consultadas por Europa Press sitúan a Pedro Sánchez como uno de los perdedores del debate por entender que "fracasó" en su objetivo de movilizar al electorado de izquierda a costa de agitar el miedo a Vox que utilizó con éxito en los comicios de abril. Según destacan, el tono amable y moderado en las formas que empleó Abascal no le ayudó en esa tarea.

 

"La novedad es que Abascal no pareció tan radical como lo pintan. Y eso beneficia a Vox", admite un dirigente del Partido Popular, que pone en valor la actuación de Casado "confrontando" con Pedro Sánchez para visualizar que en las urnas solo hay dos partidos con opciones de gobierno: PSOE o PP.

 

En las filas del PP subrayan que el presidente de Vox acudió con datos falsos y mintiendo, como cuando dijo que hay un 86% denuncias falsas por violencia de género archivadas, que el 70% de los miembros de 'manadas' que violan a mujeres son extranjeros, o las cifras que ofreció sobre el coste de la sanidad universal para los inmigrantes.

 

Eso sí, admiten que Casado no podía entrar en el cuerpo a cuerpo con Abascal y enzarzarse en un rifi-rafe cuando se dispone de tan poco tiempo en cada bloque para presentar las propuestas electorales del PP. "No podíamos hacer a Vox protagonista", resume uno de los cargos consultados. En este sentido, explican que no podían "caer en la tentación" y llevar el debate al terreno de Vox porque, en ese caso, "abandonan el centro", que es donde está la bolsa de votantes que el PP puede recuperar en estas elecciones a costa de Ciudadanos.

 

Con Vox subiendo en las encuestas -superando los 40 escaños en muchas de ellas-, los dirigentes consultados reconocen que Vox logró "colocar los mensajes para su parroquia", porque tiene un electorado fiel. Eso sí, rechazan que pueda "quitar votos a Casado" en esta recta final de campaña.