El PCAS pide usar el incremento en el techo de gasto de CyL para implantar el acelerador lineal

Los castellanistas señalan que solo supondría un 1% de los 270 millones de euros en los que ha aumentado el techo de gasto en la Comunidad.

El Partido Castellano (PCAS) reclama a la Junta de Castilla y León que dedique parte del incremento de gasto autonómico autorizado por el Gobierno Central para 2017, a implantar en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila un Acelerador Lineal que permita que los tratamientos oncológicos de los pacientes de cáncer de Ávila se puedan realizar dentro de la provincia "sin los habituales, complejos y dolorosos desplazamientos actuales".

 

Domingo Malzoni, portavoz de los castellanistas en la provincia, insta a todas las fuerzas políticas de Ávila a unirse sin pérdida de tiempo a esta inquietud de toda la provincia, exigiendo que parte de la cuantía del 0.6% equivalente del PIB, incrementado en las previsiones del déficit para 2017 permitido a las Comunidades Autónomas recientemente en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, se dedique a implantar el Acelerador Lineal en Ávila.

 

Esa cantidad, equivalente a un incremento de 4.600 millones de euros adicionales para las Comunidades Autónomas, de los cuales Castilla y León se beneficiara de un incremento de gasto equivalente a 270 millones de euros en el ejercicio 2017, debe tener según el PCAS objetivos concretos de gasto, por lo que reclaman que se dedique en Ávila a las necesidades sanitarias más urgentes.

 

Los castellanistas recuerdan que la petición del Acelerador Lineal para la sección de Oncología del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos de Ávila, con el apoyo de la Diputación Provincial y del Ayuntamiento de la capital, y "la única y obcecada oposición del Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez".

 

De igual manera, el PCAS recuerda las 40.000 firmas recogidas por la Asociación Española contra el Cáncer a favor de esta reivindicación sanitaria, además de la posición favorable del Colegio de Médicos de Ávila y de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica.