El Papa Francisco concede un año jubilar en Arenas de San Pedro por el IV Centenario de la beatificación de San Pedro de Alcántara
Cyl dots mini

El Papa Francisco concede un año jubilar en Arenas de San Pedro por el IV Centenario de la beatificación de San Pedro de Alcántara

Santuario de San Pedro de Alcántara, en Arenas de San Pedro. (Foto: ICAL)

Desde el 19 de octubre se podrá lucrar la indulgencia plenaria en el santuario que alberga los restos del santo

La Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede hizo público hoy que del 19 de octubre de 2021 al 19 de octubre de 2022 se celebrará un año jubilar en la localidad de Arenas de San Pedro con motivo de IV Centenario de la beatificación de San Pedro de Alcántara, que posa sus restos en el Santuario que lleva su nombre.

 

Así lo establece el Papa Francisco mediante un decreto con fecha de hoy, 1 de octubre. De esta manera, Arenas de San Pedro se convertirá en centro de peregrinaciones de todos aquellos que quieran lucrar dicha indulgencia plenaria, así como acercarse aún más a la espiritualidad de este gran santo de Ávila.

 

El Año Jubilar Alcantarino comenzará, pues, de forma oficial el 19 de octubre de 2021 en el Santuario de San Pedro de Alcántara, con la solemne apertura de la Puerta Santa y la celebración eucarística que presidirá el obispo de Ávila, José María Gil Tamayo. En un segundo decreto, la Penitenciaría Apostólica también autoriza a que este día, tras la Eucaristía, el prelado abulense pueda impartir “a todos los fieles reunidos en ese lugar sagrado, verdaderamente arrepentidos e impulsados por la caridad, la Bendición Papal con la anexa indulgencia plenaria, que se lucrará según las condiciones acostumbradas”.

 

Los fieles cristianos reciben también devotamente la Bendición Papal “si, por una circunstancia razonable, no pueden estar físicamente presentes, pero se unen con piadosa intención a los ritos sagrados mediante la televisión o la radio, consiguiendo también la Indulgencia plenaria, según las normas establecidas por el derecho”.

 

En el texto del decreto en el que se especifica la duración del Año Santo, la Penitenciaría Apostólica, “para acrecentar la religión de los fieles y la salvación de las almas, en virtud de las facultades que le han sido concedidas de forma especialísima en Cristo a nuestro Santísimo Padre Francisco”, confirma que atiende así la petición realizada por el obispo abulense y de acuerdo con el rector del Santuario de San Pedro de Alcántara.

 

Al final del decreto, la Penitenciaría Apostólica hace un ruego a los Padres de la Orden de Hermanos Menores (franciscanos), para que “con ánimo dispuesto y generoso se ofrezcan donde sea posible a la celebración del Sacramento de la Penitencia, para que se conceda el perdón divino a través de las llaves de la Iglesia”.

Comentarios

Fernando Garrido 02/10/2021 12:03 #1
No estoy muy versado en derecho canónico, pero creo entender que peregrinar en un año jubilar da derecho a indulgencias : que es que al peregrino se le perdonen las penas del Purgatorio. Lo suyo sería que se perdonase si no toda la condena en el Infierno a menos parte. Tengo otra duda: los vecinos de Arenas como vivimos en Arenas ergo nos podemos peregrinar. Supongo que algunos cánones darán respuesta a esta pregunta; porque sería muy triste que siendo los de Arenas ( los pagafantas) se quedase sin el derecho a amortizar las penas del Purgatorio.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: