El padre de Marta lamenta que su caso, "tan fácil, no se resolviera y el de Diana, más complicado, sí"

Antonio del Castillo, padre de Marta (Foto: E. P.)

Este miércoles se cumplen nueve años de la desaparición de la joven sevillana, cuyo cuerpo sin vida sigue sin ser encontrado, aunque "la esperanza nunca la perdemos".

Este próximo miércoles, día 24 de enero de 2018, se cumple el noveno aniversario de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo, por cuyo asesinato fue condenado a 21 años y tres meses de cárcel Miguel Carcaño. Su cuerpo sin vida, nueve años después, sigue sin ser encontrado. "Es una pena que un caso tan fácil como el de mi hija no se resolviera y el de Diana Quer, más complicado, sí", ha confesado el padre de Marta, Antonio del Castillo.

 

La familia, como cada año que va pasando desde que Marta saliera de su casa situada en la calle Argantonio de la capital hispalense la tarde del 24 de enero de 2009 para quedar con unos amigos, "está desolada".

 

"Seguimos igual", ha expresado en declaraciones Antonio del Castillo, que ha resaltado "no sabemos lo que realmente la Policía Nacional está haciendo", en referencia a la investigación de este cuerpo para localizar el cuerpo sin vida de la joven.

 

Del Castillo ha reconocido que el caso de la joven madrileña Diana Quer les ha "alentado mucho". La joven madrileña desapareció sin dejar rastro el 22 de agosto de 2016, mientras regresaba a la casa de veraneo de su madre desde las fiestas de A Pobra, en las que había estado aquella noche. Dieciséis meses, casi 500 días, de búsqueda e incertidumbres terminaron el pasado 29 de diciembre con la detención de José Enrique Abuín Gey, alias 'el Chicle', un vecino de Rianxo (A Coruña) que confesó ser responsable de su muerte. El último día del año 2017, la Guardia Civil sacaba el cadáver de Diana de un pozo de agua en una fábrica abandonada de Asados (Rianxo).

 

En este sentido, el padre de la joven sevillana ha confesado que "es una pena que un caso como el nuestro, que era tan fácil, en una gran capital y con los medios tecnológicos que tenía la Policía, no se resolviera, y el caso de Diana, más complicado, sí".

 

Haciendo una comparación, Antonio ha afirmado que en el caso de Diana Quer a la Guardia Civil "le han puesto un examen de último curso de un Grado de Ingeniería y lo ha sacado con nota", y en el caso de su hija, "la Policía hizo un examen de la ESO y lo aprobó con un cinco raspado o por debajo".

 

No obstante, ha señalado que se "alegra" por los padres de Diana, que "no han tenido que pasar por lo que hemos pasado nosotros", para quienes "el mundo se le cae encima de pensar si algún día la encontrarán". Aunque Antonio ha asegurado que "la esperanza nunca la perdemos, ni queremos perderla".

 

RELACIÓN CON LA POLICÍA

"Ojalá fuese la Policía la que encontrara a su hija con una investigación que se llevara a cabo con sus propios medios", ha expresado Antonio, que ha comentado que él seguirá buscándola "con mejor o peor suerte"Al padre de Marta le sigue llegando información y datos relacionados con lo que sucedió y con el posible paradero del cuerpo sin vida de su hija.

 

Antonio del Castillo reconoce que sigue manteniendo contacto con la Policía Nacional, encargada de la investigación en este caso, pero "cuando yo los llamo o voy a verlos". "No recibo llamadas ni diaria, semanal o mensualmente. Solamente cuando me presento en Comisaría o llamo, mantengo contacto con ellos", ha lamentado.

 

Sobre posibles avances en la investigación o nuevas líneas abiertas, Del Castillo asegura que "no hay". "Yo voy a informarles de algo que me llega y me responden que lo mirarán y me llamarán, y me quedó esperando", ha añadido a este respecto.

 

SOLUCIÓN DE CONSENSO

El padre de Marta del Castillo, Juan José Cortes --el padre de Mari Luz, la niña de cinco años que murió en 2008 en Huelva a manos de Santiago del Valle y su hermana Rosa--, y Ruth Ortiz --la madre de Ruth y José Bretón, asesinados por su propio padre José Bretón--, han acompañado estos días a los padres de Diana Quer en el funeral de la joven. Todos han iniciado una lucha, a través de la plataforma 'Tu protección es nuestra lucha' en Change.org, para que se mantenga la "prisión permanente revisable" en aquellos casos de "extrema gravedad".

 

A juicio de Antonio del Castillo, en 2015, con la aprobación de la prisión permanente revisable, se consiguió "un logro social" entre todos, "gracias al esfuerzo y apoyo popular de la sociedad". "Es un derecho social que hemos conseguido entre todos y tantas víctimas", ha resaltado, al tiempo que ha aclarado que son muchos los casos de familias que viven situaciones como la suya o los padres de Diana Quer, "aunque seamos pocos los que salimos en los medios" porque hay familias que "no pueden o les cuesta salir en un artículo de prensa". "No hay que olvidar al resto de víctimas", ha insistido.

 

En este punto, ha lanzado un mensaje a determinados partidos, que "por pensar que son más demócratas o mejores que el resto, miran más la pena del malo". "Al fin y al cabo ese individuo es una lacra social que comete crímenes y en pocos años vuelve a la calle", ha afirmado.

 

"No podemos consentir que lo que tenemos lo quiten por política barata", ha señalado, haciendo referencia a que el 80 por ciento de la población española, según algunas encuestas, está en contra de la derogación de la prisión permanente revisable, un porcentaje que, a su juicio, recoge a votantes del PSOE, IU o Cs, que "se pone de lado y no se compromete", ha criticado.

 

En este sentido, ha pedido a estos partidos que "revisen" sus políticas y "miren más a la calle, pues están para servir y no al contrario". "Que se dejen de fantasía", ha sentenciado.

 

Antonio del Castillo ha indicado que a la plataforma le gustaría reunirse con partidos políticos como Podemos, Cs o IU y buscar el consenso entre todos. "No condenamos a prisión perpetua, sino que buscamos que la persona que vaya a salir a la calle esté reinsertada realmente, ratificado por un juez, psiquiatras y psicólogos, y no haya más víctimas por estos individuos cuando salgan a la calle", ha concluido.