El omeprazol indio que contenía crecepelo provoca el síndrome del 'Hombre Lobo' a 17 bebés

La venta a granel de un omeprazol fraccionado en una farmacéutica de Málaga provoca 17 casos de crecimiento desorbitado de vello entre bebés. El producto tenía un principio contra la alopecia.

La venta a granel de un omeprazol de fabricación india que contenía crecepelo ha derivado en una alerta sanitaria con visibles consecuencias. La más importante, los 17 casos de bebés que han empezado a padecer el llamado síndrome de 'Hombre Lobo', el crecimiento de vello facial y corporal de manera descontrolada.

 

El asunto explotó el pasado día 8 de agosto cuando la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), retiraba 23 lotes de omeprazol, un popular medicamento, fabricados por la farmacéutica india Smilax Laboratories Limited y fraccionados por Farma-Química Sur, tras comprobar que generó exceso de vello en al menos 14 niños que usaron estos productos.

 

El Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) recibió la notificación de 13 casos de hipertricosis (exceso de vello) en niños que tomaron omeprazol de Farma-Química Sur antes del 11 de julio, cuando se ordenó en un primer momento la retirada de uno de los lotes. Tras esta fecha, registraron un nuevo caso con otro lote, por lo que el pasado martes decidieron retirar como medida preventiva todos los productos que pudieran estar afectados. Esta semana ha surgido algún nuevo caso hasta los 17 en total.

 

Tras un análisis, la AEMPS detectaba que ambos lotes contenían minoxidil, un principio activo de medicamentos utilizados para el tratamiento de la alopecia. En cualquier caso, puntualizan que "una vez interrumpido el tratamiento con las fórmulas magistrales que contienen minoxidil en vez de omeprazol, puede esperarse la reversión espontánea de la hipertricosis". Es decir, que el pelo que les ha nacido se caerá, aunque puede que tarde tiempo. Se desconocen posibles consecuencias médicas adicionales.

 

Y eso es lo que esperan las familias afectadas. En total, son 17 casos, diez en Cantabria, cuatro en Andalucía y tres en Comunidad Valenciana. La fábrica origen del problema, en Málaga, está clausurada a día de hoy.