El Obispado de Astorga investigará los casos de abusos en el seminario de La Bañeza y un colegio de Sanabria

El Obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez.

El Obispado de Astorga investigará los abusos de menores en el Seminario de La Bañeza y el Juan XXIII de Puebla de Sanabria. En las últimas semanas se han conocido varios casos de curas que ejercían en estos dos centros, como el del expárroco de Tábara o el destinado en Barco de Valdeorras.

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, ha anunciado la apertura de una investigación sobre los casos de abuso de menores ocurridos en el Seminario Menor de La Bañeza y el colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria. Así lo ha declarado Juan Antonio Menéndez, quien ha reiterado que "la Iglesia Diocesana de Astorga lamenta profundamente los hechos ocurridos" en ambos emplazamientos donde se han denunciado casos de abusos sexuales a menores que son "moralmente intolerables, que repercuten de manera negativa en la imagen de Iglesia y que causan daño al desarrollo humano", motivo por el que ha pedido perdón y ha expresado su "apoyo y cercanía" a "cuantos son víctimas de abusos sexuales".

 

Menéndez ha expresado su voluntad firme de resolver "de una vez por todas este grave problema y poner todos los medios para que nunca más se repitan", entre ellos la puesta en marcha de "nuevos protocolos de actuación y prevención con menores dirgidos a todos los agentes de pastoral, en colaboración con autoridades civiles".

 

En las últimas semanas se han conocido dos casos.  Hace unos días salió a la luz el cese de las labores parroquiales de Ramos Gordón, quien fuera párroco de Tábara (Zamora) durante 26 años, tras una denuncia de abusos sexuales hacia, al menos, dos hermanos gemelos de 14 años que en 1989 cursaban sus estudios en el seminario bañezano donde él ejercía de docente.

 

Un vecino de la localidad leonesa de Borrenes, Emiliano Álvarez, ha decidido dar un paso al frente, cuarenta años después, y denunciar ante el Obispado de Astorga los abusos sexuales de los que fue víctima cuando a la edad de 10 años ingresó en el Seminario Menor de La Bañeza (León) y comenzó a ser objeto de tocamientos, presuntamente, por el entonces educador y hoy cura destinado en el municipio orensano de Barco de Valdeorras, Ángel Sánchez Cao, conocido por aquel entonces, según él, como 'cola-cao'.

 

Respecto al procedimiento seguido contra el reverendo José Manuel Ramos Gordón, el obispo ha informado de que tras un proceso penal iniciado en cuanto se supo la denuncia y una vez derogada la prescripción de los hechos, la congregación confirmó la decisión de declararlo "culpable del delito de tocamiento a menores imponiendo una pena justa y proporcionada a la gravedad de los hechos, una decisión firme y definitiva" que le inhabilita durante un año y que se suma a la concesión de su jubilación.

 

Asimismo, Juan Antonio Menéndez ha asegurado que "cualquier otra denuncia que se reciba se investigará con la celeridad y prontitud necesarias, respetando siempre los derechos de todos los implicados, las víctimas y los responsables para restituir cuanto antes los daños causados".

 

En definitiva, el obispo de Astorga ha pedido que "se acabe con esto, que es un dolor en todo el mundo", y ha manifestado que hará "todo lo posible para que en un futuro esto no se permita de ninguna de las maneras" porque aunque haya "personas que tienen debilidad en este sentido, hay que acompañarlas" pero, "sobre todo, tutelar a los menores".