El mejor cocinero de Castilla y León recibe el homenaje del Ayuntamiento de Ávila

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Ismael González se mostró orgulloso de ser el primer abulense en recibir este galardón y aseguró que acudirá a la fase nacional "a por todas".

El abulense Ismael González, proclamado mejor cocinero de Castilla y León en el concurso organizado por la Asociación Maestres de Cocina en la pasada Feria Internacional del Turismo de Interior INTUR celebrada en Valladolid, ha sido reconocido este martes por el Ayuntamiento de Ávila en un acto que ha tenido lugar en el Salón de Plenos del Consistorio.

 

El alcalde de Ávila, José Luis Rivas, acompañado del teniente de alcalde Héctor Palencia y de la portavoz del PSOE, Yolanda Vázquez, ha felicitado al chef del restaurante La Vaquería por el logro conseguido en nombre de toda la corporación y la ciudad de Ávila, señalando que "eres un embajador de Ávila del que nos sentimos orgullosos" y que "a partir de ahora también seremos conocidos por nuestra alta cocina".

 

Rivas no ha querido olvidarse del también abulense David Blanco, jefe de cocina del restaurante Toixos, que terminó este concurso en tercer lugar, y ha destacado la importancia de tener a dos cocineros entre los tres mejores de la Comunidad.

 

Por su parte Ismael González se ha mostrado agradecido por el reconocimiento señalando que "es un orgullo ser el primer abulense que consigue este premio" y ha destacado que la repercusión del galardón "va a hacer que el nombre de Ávila se escuche más fuera de sus murallas porque no solo soy yo, sino que en toda Ávila hay muy buenos cocineros".

 

En este sentido González ha querido destacar la labor de su ayudante de cocina, Guillermo Gómez, y ha indicado, en cuanto a su carrera profesional, que este premio "es subir varios escalones de golpe, me permitirá evolucionar mejor y más rápido".

 

El cocinero de San Esteban del Valle ha destacado los productos castellanoleoneses con los que preparó sus platos como una gran baza a la hora de alzarse ganador ya que "el producto en cocina es principal y si es tan bueno como el de nuestra tierra, te facilita mucho las cosas".

 

'Agua dulce-agua salá' era el nombre del plato con el que el equipo de Ismael González pasó a la final del concurso. Un micuit de salmón (agua dulce) sobre una crema de berros y plancton marino (agua salada) con tres guarniciones que contaban la historia de la vida del salmón y su alimentación.

 

El siguiente escalón para el cocinero abulense será la fase nacional del concurso, los Bocuse D'Or España 2017, donde representará a la región, que presumiblemente se celebrará en el mes de mayo y donde "vamos a ir a por todas, vamos a trabajar mucho y no lo vamos a poner nada fácil".

 

Noticias relacionadas