El me quiere...

 "Es necesario intentar explicar por qué el mundo actual, tan horrible, no es más que un momento del largo desarrollo histórico, que la esperanza ha sido siempre una de las fuerzas dominantes de las revoluciones e insurrecciones; yo sigo sintiendo la esperanza como mi concepción de futuro".1980, Sartre, a tres semanas de su muerte.

El me quiere, el va ha cambiar será como el de antes romántico y bueno conmigo, además lo hace sin querer y muchas veces yo le provoco, se enfada por mi culpa.

 

Tengo que aguantar por mis hijos, por mi matrimonio, en el fondo él es bueno.

 

¿Pero como voy a denunciar al hombre de mi vida, mi marido, el padre de mis hijos, al que quiero?

 

Y cuando le denuncie... que? ¿Que hago? ¿Que hago con el colegio de mis hijos, con mi trabajo, tengo que dejar el barrio? ¿Donde voy? ¿Podré vivir sin él?

 

Y sí no le gustan mis escotes, me mira las llamadas y mensajes de mi móvil, mi correo electrónico, si se enfada si fumo, si salgo con mis amigas, si me divierto, si se enfada porque la comida esta sosa o porque no le cogí el teléfono sin querer, QUE ME HARÁ ENTONCES CUANDO SE ENTERÉ DE QUE LE HE DENUCIADO. NO PUEDO HACERLO, NO QUIERO HACERLO.... PORQUE TENGO MIEDO.

 

Estos pensamientos, estos sentimientos son todo un universo real en las mentes de aquellas mujeres que sufren en silencio los chantajes, las palizas, las violaciones, las vejaciones e insultos diarios de sus maridos o novios, en la intimidad en sus casas, en sus dormitorios.

 

¡¡Denunciar es lo más difícil de todo¡¡. Porque hacerlo significa que la mujer esta harta y que quiere un cambio. Y para que llegue esa decisión hay que coger fuerzas y motivación, pero como se hace si:

 

Como decirlo de una forma muy plástica….La primera hostia es un primer insulto,

 

Una falta de respeto, los celos, el control, antes de que te pongan la mano encima, la mujer esta anulada como persona, todas las defensas que podría tener antes de la primera bofetada se han esfumado, la mujer esta débil, y piensa que la situación la ha provocado ella, no tiene autoestima, y sÍ estas débil no se puede sacar las fuerzas para entrar en una comisaría y denunciar al hombre de tu vida…. sin ayuda.

 

El maltratador no es un enfermo, el maltratador es manipulador, es inteligente, domina el chantaje emocional y hace que la mujer tenga dependencia emocional de él, la hace ver que sin él ella no podrá salir adelante, porque la hace sentirse inútil y la deja por debajo del betún.

 

Siguen muriendo mujeres, a manos de sus parejas o exparejas, o suicidándose por no poder aguantar mas. La situación sigue creciendo porque no se ataca la raíz del problema.

 


El...me quiere.

 

Por muchas leyes que se aprueben para erradicar la violencia de género jamás se acabara con ella si antes no se acaba con las actitudes machistas de nuestra sociedad, sin antes eliminar la desigualdades por razones de género en el trabajo, sin proporcionar una coeducación en los colegios, si no se elimina la obligatoriedad informal de las tareas domesticas y el cuidado de los hijos para la mujer en exclusiva.

 

Pero si además esas leyes insuficientes no se dotan de presupuesto necesario para que no se maten a más mujeres, no estamos haciendo nada más que aprobando planes de igualdad vacíos y fotos de políticos, cada 25 de de noviembre.

 


Sara Doval
Miembro del Consejo Político Federal de Izquierda Unida.