El MAGRAMA acepta la solicitud de ASAJA-Ávila e incluye mejoras en la tramitación del Plan PIMA Tierra

Cabina de un tractor de más de quince años de antigüedad, susceptible de participar en el Plan PIMA

Los solicitantes de cualquier punto de España podrán ahora presentar el certificado de achatarramiento al final del proceso.

Tras la solicitud realizada por la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente modificará la tramitación actual del Plan PIMA Tierra, dirigido al achatarramiento de tractores, en concreto la reserva de ayuda, de tal manera que a partir de ahora no será necesario adjuntar la baja del tractor y el certificado de achatarramiento hasta la presentación de toda la documentación, al final del proceso.


ASAJA valora la buena disposición del MAGRAMA para solventar esta incidencia. Esta modificación beneficiará a los agricultores y ganaderos de cualquier punto de España que se quieran acoger al Plan PIMA Tierra, dado que el ámbito de actuación del programa es nacional.


En una carta remitida al director general de Producciones y Mercados Agrarios, Fernando Miranda, la organización profesional agraria solicitaba que la baja del tractor y el certificado de achatarramiento se presentasen al final del proceso, cuando los agricultores y ganaderos tengan la certeza de que son beneficiarios de la ayuda.


Hasta el momento, aunque el Real Decreto que regula estas ayudas contempla únicamente identificar el tractor que se va a achatarrar, la aplicación informática requería la baja del tractor y el certificado de achatarramiento antes de conocer si se es o no beneficiario de la ayuda, un problema para los solicitantes porque si finalmente no resultan perceptores de la ayuda el tractor antiguo ya estaría inhabilitado de por vida.