El mágico momento que vivió un surfero que busca la ola junto a una ballena azul

Las imágenes muestran a German chapoteando durante más de tres minutos junto al gigantesco cetáceo.

El surfero Rich German ha navegado esta semana junto una ballena azul en Laguna Beach (California) y el fotógrafo Mark Girardeau ha grabado el encuentro con un dron. Las imágenes muestran a German chapoteando durante más de tres minutos junto al gigantesco cetáceo.

 

"La ballena azul es tanto el animal más grande del mundo --pueden llegar a medir más de 30 metros, creo que ésta 'sólo' medía 24-- como el más estrepitoso: uno puede oírles respirar casi desde un kilómetro de distancia", ha explicado German en su perfil de Facebook. "También es uno de los gigantes más apacibles del planeta", ha añadido.

 

Según ha relatado el surfero en su muro, decidió lanzarse al agua tras atisbar al animal de manera fortuita --estaba en el supermercado-- a menos de un kilómetro de la costa: "Escribí al Capitán Taylor de Newport Coastal Adventure --empresa local dedicada a la navegación para turistas--, que me confirmó que (lo que veía) era una ballena azul".

 

German ha rememorado la historia contando cómo: "Corrí a casa y para las 16:30 ya estaba en el agua. Remé unos cinco kilómetros hacia el norte y a las 17:20 encontré a la ballena". Pocos minutos después, Mark Girardeau se acercó a la zona con su dron persiguiendo al mismo animal y pudo grabar el momento. Al parecer, German y Girardeau llevaban años tratando de conseguir imágenes del surfero junto a uno de estos animales.

 

"Habitualmente, las ballenas se dedican sólamente a comer y a sus cosas, sin embargo este ejemplar mostró curiosidad y siguió acercándose a mí", ha apuntado el surfero. "Os podéis imaginar lo increíble que fue esta experiencia".

 

No ha sido la primera vez que los dos hombres se han acercado a un animal de estas características: de hecho, el surfero había salido varias veces en los días anteriores a la filmación a navegar junto a las ballenas azules que se habían acercado a Laguna Beach. Además, ambos tienen experiencia lidiando con fauna salvaje. Las aventuras de German, que se vanagloria de haber recorrido 36.210 kilómetros sobre su tabla en los últimos nueve años, le han llevado a chapotear junto a delfines, ballenas grises y toda suerte de animales marinos mientras que, por su parte, Girardeau se presenta como un fotógrafo de vida salvaje.

 

CONCIENCIACIÓN SOCIAL

 

Aunque el surfero dudó si compartir el metraje a través de las redes sociales (temía la reacción de los internautas cuando le vieran tan cerca de la ballena y, por otra parte, los encuentros con este y otros animales habían sido "tan sagrados" que en parte quería quedárselos para sí mismo), finalmente se decidió a colgarlo en redes sociales porque las imágenes eran "simplemente, muy bonitas".

 

German quería, al margen de eso, incentivar la concienciación social a través del vídeo: "Solíamos tener más de 300.000 de estos gigantes repartidos por el mundo y ahora, trágicamente, debido a la caza que hemos llevado a cabo, sólo existen alrededor de 8.000", ha afirmado. "Esta es una de las grandes razones por las que me encanta compartir estos encuentros, para incentivar la concienciación" y el amor hacia esos animales.