El juzgado de Arévalo espera el atestado de la Guardia Civil y el informe de la autopsia para aclarar la muerte del joven de Paradinas
Cyl dots mini

El juzgado de Arévalo espera el atestado de la Guardia Civil y el informe de la autopsia para aclarar la muerte del joven de Paradinas

Búsqueda del joven de Paradinas de San Juan (Foto: ICAL)

La Guardia Civil mantiene abiertas varias vías de investigación e hipotesis, entre ellas está que él quisiera quitarse la vida, algo que familia y amigos siguen descartando de forma rotunda. 

La investigación para tratar de esclarecer la muerte de Iván Díaz, el joven de 19 años que desapareció el pasado domingo tras sufrir un accidente de tráfico en Paradinas de San Juan (Salamanca), continúa.

 

Su cuerpo apareció el lunes a 15 kilómetros del lugar del siniestro y presentaba signos de atropello por un convoy después de que un maquinista alertara al Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León. 

 

Tras un entierro multitudinario en el municipio de Paradinas, la Guardia Civil pedía la máxima colaboración ciudadana para esclarecer lo ocurrido. Se centran, sobre todo, en los minutos posteriores a ese accidente, como Iván pudo salir del coche y como se trasladó a esa vía del tren de Gimialcón (Ávila). 

 

Entre otras, estas son algunas de las preguntas que tanto amigos como familiares se hacen, dejando claro que no se habría quitado la vida de manera voluntaria. 

 

Ahora, el juzgado de primera instancia e instrucción de Árevalo ha abierto unas diligencias, como siempre que aparece un cadáver, para determinar las circunstancias del fallecimiento de Iván. El juez está a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil, que lleva la investigación, y el informe de la autopsia, que han de elaborar los forenses.

 

Imagen de la búsqueda de Iván en Paradinas (Foto: ICAL)

 

LOS DATOS 

Iván fue visto por última vez en un bar de su pueblo durante la noche del sábado. Ya sobre las dos de la madrugada cuando se despidió de sus amigos porque, según dijo, al día siguiente madrugaba porque tenía que ayudar en el negocio familiar. 

 

Cuando llegó a casa dejó la cartera, el móvil y salió de nuevo en dirección hacia Peñaranda, pero sufrió un accidente. El coche cayó por un terraplén y quedó totalmente destrozado, pero no se encuentró ningún rastro de Iván. Ni siquiera en el vehículo había restos de sangre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: