El juicio por el accidente de autobús sucedido en Tornadizos hace cuatro años arranca este lunes

El juicio por el accidente de un autobús en Tornadizos (Ávila) en el que hubo ocho víctimas mortales se celebrará la próxima semana, cuatro años después del siniestro, y en el mismo están llamadas a declarar 35 personas, entre el acusado, los testigos y peritos.

El acusado es el conductor, para el que se pide cuatro años de prisión y cinco de privación del carné de conducir por nueve delitos de homicidio por imprudencia grave y 13 de lesiones, mientras que la defensa solicita la libre absolución al considerar el hecho como fortuito.

 

El Juzgado de lo Penal número de Ávila será escenario el lunes la declaración del acusado y ocho testigos, mientras que el día siguiente acudirán 12 testigos.

 

Para el miércoles están llamados el resto de testigos y los peritos de la Guardia Civil y del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil, terminando el jueves 15 con la declaración de los peritos propuestos por la defensa y los médicos forenses, junto a la prueba documental, las conclusiones y los informes finales.

 

La vista oral enjuiciará el accidente ocurrido a primera hora de la mañana del 8 de julio de 2013, cuando un autobús que se dirigía a Ávila por la carretera Nacional 403, se salió por el lado derecho de la calzada provocando 9 fallecidos y numerosos accidentes.

 

Según la Fiscalía, acusa al conductor de falta de atención por "un episodio de microsueño" por el cansancio e incumplimiento de los descansos oportunos, lo que provocó su salida de la vía y que superase los 90 kilómetros por hora hasta llegar a los 108,8 y 110.