El JEMAD dimite tras su polémica vacunación para "preservar la imagen de las Fuerzas Armadas"
Cyl dots mini

El JEMAD dimite tras su polémica vacunación para "preservar la imagen de las Fuerzas Armadas"

Miguel Ángel Villarroya

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, ha pedido este sábado su cese a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El general Villarroya ha dado este paso por carta escrita a la ministra tras la polémica por haber recibido la vacuna contra el Covid-19 junto a otros altos mandos militares del Estado Mayor de la Defensa. Margarita Robles ya informó ayer de que había pedido explicaciones por ello y valoraba su destitución si finalmente las explicaciones del informe sobre el protocolo interno de vacunación del Estado Mayor de la Defensa (Emad) no resultaban convincentes.

 

Pese a la polémica por su vacunación, el que ha sido JEMAD durante el último año sostiene que la decisión de recibir la vacuna contra el Covid-19 fue "acertada", pero está "deteriorando la imagen pública" de las Fuerzas Armadas y poniendo en duda su propia "honradez". Según justifica, la vacunación tuvo lugar "en el cumplimiento de sus obligaciones, de acuerdo a los protocolos establecidos y con la única finalidad de preservar la integridad, continuidad y eficacia de la cadena operativa de las Fuerzas Armadas".



Fuentes del Estado Mayor explicaron que las Fuerzas Armadas cuentan con su propio cupo de vacunas dentro del reparto del Ministerio de Sanidad y, dentro de ellas, el Estado Mayor redactó un protocolo que prioriza al personal sanitario, miembros de las misiones internacionales y después la cadena de mando, siguiendo un criterio de edad.

 

Dentro de este tercer grupo se encuadraría tanto el JEMAD como otros altos cargos militares, según han explicado, ya que los generales son habitualmente los efectivos de más edad. Sin embargo, también han recibido la vacuna suboficiales o personal civil y las críticas internas, de políticos y la sociedad no se hicieron esperar. 

 

La polémica de la vacunación llegaba también a la cúpula militar después de que una veintena de políticos haya recibido la dosis sin que les correspondiera por no ser parte de grupos de riesgo. Esta lista cada vez es más grande, y en ella aparecen desde más de veinte políticos, entre consejeros, alcaldes y concejales, hasta altos cargos públicos, directivos de una empresa de ambulancias o informáticos.

Noticias relacionadas