El Ingreso Mínimo Vital, un beneficio para las familias abulenses en riesgo de exclusión social

Dinero.

Así lo consideran del el PSOE de Ávila.

El secretario general del PSOE de Ávila y senador, Jesús Caro, y el diputado Manuel Arribas, han resaltado la repercusión económica y social que tendrá en la provincia el Ingreso Mínimo Vital (IMV) aprobado en el Consejo de Ministros, que consideran un hito histórico y un nuevo pilar del estado del bienestar que beneficiará a las familias abulenses que sufren pobreza severa y exclusión.

 

Ambos celebran que el Gobierno haya logrado sacar adelante esta medida de justicia social, que gestionará la Seguridad Social y que, por tanto, no será algo provisional, sino que se aprueba para afianzarse frente a la exclusión estructural, en sintonía con programas similares que se desarrollan en otros países de nuestro entorno.

 

Desde su punto de vista, proteger a los más vulnerables, ayudar a las familias con menos recursos y, en definitiva, combatir la desigualdad y la pobreza no es un objetivo cualquiera, es una cuestión de humanidad y de justicia social que este Gobierno ha conseguido impulsar.

 

La medida tendrá un coste anual estimado alrededor de los 3.000 millones de euros y la cuantía de cada ingreso se establecerá en función del número de integrantes de cada hogar y de las rentas que perciban. La renta podrá comenzarse a cobrar en el mes de junio, a medida que se vayan tramitando las solicitudes.

 

¿Quién lo cobraría?

 

La cuantía más baja del Ingreso Mínimo, que es la que cobraría un solo adulto, coincide con la mensualidad de una pensión no contributiva: 461,53 euros. Mientras, la paga máxima será algo inferior a 1.100 euros, y beneficiará a unidades de convivencia de dos adultos y dos niños.

 

Para acceder al IMV, el beneficiario deberá tener residencia legal en España -de más de un año en el caso de extranjeros-; una edad entre 23 y 65 años; y una renta anual -referida al año anterior- inferior a 230 euros mensuales por persona.

 

Esta renta será compatible con otros ingresos, incluidos salarios para incentivar la búsqueda de empleo, y con otras ayudas de las comunidades autónomas, y podrán solicitarse también por quienes han quedado en situación de pobreza debido a la crisis del coronavirus.

Noticias relacionadas