El histórico Café Pepillo, protagonista de la pieza del verano en el Museo de Ávila
Cyl dots mini

El histórico Café Pepillo, protagonista de la pieza del verano en el Museo de Ávila

Mujer delante del Café Pepillo de Ávila. (Foto: Todo Colección).

Se hablará del establecimiento en la conferencia 'Pepillo: más que un café para una ciudad'.

El próximo jueves, día 8 de julio, el Museo de Ávila presentará la Pieza de Verano, Cartel publicitario del Café Pepillo de Ávila, con la conferencia a cargo de Jesús Mª Sanchidrián “Pepillo: más que un café para una ciudad” en un acto presencia con aforo reducido y reserva previa

 

El Café Pepillo fue uno de los establecimientos hosteleros más emblemáticos de Ávila durante el siglo XX. Su mantenimiento a través de varias generaciones y su ubicación privilegiada en la Plaza de Santa Teresa, conocida popularmente como Mercado Grande, junto a la iglesia de San Pedro, hicieron de él un referente de la ciudad amurallada.

 

Fue fundado en 1873 por José Álvarez Portal, “Pepillo”, con el nombre oficial de Café de La Amistad, aunque desde el primer momento se conoció como Pepillo. En 1928 cambió de dueños, haciéndose cargo del local Joaquín Trullén, Pedro Alcover y Constancio González.

 

 

Por su barra, mesas y salones han pasado muchísimas generaciones de abulenses y se han conformado numerosísimas tertulias. Además, ha sido visitado por un importante elenco de personajes ilustres, todos aquellos que bajo cualquier circunstancia pasaban por la ciudad: políticos, escritores, cantantes o actores.

 

Pero en los años 80' tuvo que cerrar, como consecuencia de la venta y demolición del inmueble en el que se encontraba ubicado, lo que supuso un golpe a la vida social de la capital abulense. Aunque se llevó a cabo incluso una campaña de recogida de firmas para evitar su cierre, la demolición del edificio se produjo finalmente en el año 1984.

 

Donación Museo

 

En 1998, Orencio Trullén Sánchez, en representación de sus hermanos Joaquín y Emilio, como últimos propietarios del local, donó al Museo de Ávila un viejo tostador de café del establecimiento, que desde entonces pasó a formar parte de las colecciones del centro (nº. inv. 98/23/2), como exponente tanto de nuestro patrimonio industrial como de la historia más reciente de la ciudad y provincia.

 

Ahora, Elena Martín Trullén, sobrina nieta de Orencio, ha donado este antiguo cartel publicitario de carretera, situado en las afueras de la ciudad, que recibía a los visitantes anunciándoles ya, junto con el Café, uno de los iconos culturales de la ciudad: sus Murallas. Con ello se completa parte de la memoria más próxima de la ciudad, haciendo de su intrahistoria también un elemento de reconocimiento y patrimonio colectivo.

 

La pieza será presentada con una conferencia titulada "Pepillo: más que un café para una ciudad", a cargo de Jesús María Sanchidrián Gallego, cronista oficial de Ávila, el jueves 8 de julio, a las 19 horas.  

 

Interior del Café Pepillo de Ávila. (Foto: Fidel García).