El Grupo Socialista reclama una mayor coherencia y sensibilidad del PP hacia los temas sociales

Según los socialistas, "ponen en evidencia que aunque votan en contra en los Plenos, después reconocen explícitamente en las reuniones con los colectivos  las necesidades de la población".
 

La Concejala Socialista responsable del área de Servicios Sociales, Manuela Prieto, ha puesto hoy en evidencia la actitud del PP y ha pedido a sus responsables una mayor sensibilidad y coherencia en relación con los casos de asuntos de gran sensibilidad social  y de ayuda a las personas que se enfrentan a una situación límite en su vida, bien sea por la ya llamada “pobreza energética”, por los problemas para pagar su hipoteca o para hacer frente a otros asuntos como la compra de material escolar para sus hijos o para  la atención de sus mayores.


 
Y es que, recuerda Prieto, el Partido Popular votó en contra de una moción en la que los concejales del Partido Socialista abogaban porque se desarrollara un protocolo  de actuación “en coordinación con las ONGS de nuestra ciudad que trabajan en la erradicación de la pobreza y en la inserción sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión social, para aunar esfuerzos y proporcionar una respuesta inmediata, suficiente y de atención integral para lograr así una mayor calidad en la atención a las personas y llegar a un mayor número de ellas, y para que el Ayuntamiento promueva contactos con empresas suministradoras de electricidad, gas, agua, etc. para desarrollar convenios o programas sociales solidarios que subvencionen gastos de luz, calefacción y agua a aquellas familias con graves problemas económicos.”


También ha rechazado proposiciones como: instar a la Junta de Castilla y León a abonar sus aportaciones en relación la financiación de los Servicios Sociales Básicos; en contra de que la Administración Regional reconsiderara su intención de cobrar por los servicios de conciliación familiar; en contra de que se garantizará la viabilidad del centro de estancias diurnas; en contra de que se creara un Centro de Educación Infantil; en contra de la articulación de medidas que contribuyan a paliar los efectos que la crisis económica ha provocado en las personas con menos recursos y en aquellos colectivos con más vulnerabilidad; en contra de suplementar la partida del Servicio de Ayuda a Domicilio; en contra de financiación suficiente y estable en el Sistema de Servicios Sociales; y en cualquier tema de alta sensibilidad social.

 

Sin embargo, “a pesar de que en los Plenos, el PP vota en contra de las mociones y propuestas presentadas por el PSOE, dirigidas a mejorar y facilitar la vida a la gente que lo pasa mal, en reuniones posteriores, como en la última con Afectados por la Hipoteca, la  Teniente Alcalde del PP, Patricia Rodríguez dice que se estudiarán los requerimientos, que se tendrá en cuenta todo y muestra su absoluta preocupación” dice Manuela Prieto, viniendo así a reconocer que las propuestas del Grupo Socialista sí son susceptibles de ser tenidas en cuenta y de ser aprobadas”. “El Pleno corporativo es el máximo órgano de decisión del consistorio y es ahí donde el PP debe manifestarse realmente,  porque las propuestas del PSOE pretenden ser también aportaciones válidas para los ciudadanos y no motivos de disensión” apunta.