El Grupo Municipal del PP insiste en que subir un 20% el IBI es una decisión "política" y no "técnica”

Ediles del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila. (Foto: Archivo).

Los populares sólo apoyaría un "mínimo" incremento del IBI con dos condiciones: que estuviera avalado por un informe de los servicios económicos y que vaya acompañado de una "drástica" reducción de sueldos.

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Consistorio de la capital abulense valora negativamente las últimas declaraciones del alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, en las que, abriendo la puerta a dar marcha atrás en su propuesta de aumentar el Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana un 20% en las Ordenanzas fiscales de 2020, señala a los técnicos municipales como responsables de esa subida por medio de unos supuestos informes que la oposición, como en otras ocasiones, desconoce.

 

Tal y como apuntan desde el Grupo Popular en el Consistorio, el Equipo de Gobierno no ha propuesto ese incremento de manera técnica, sino política, ya que “subir o bajar cualquier impuesto es una decisión que pertenece a la política fiscal que deciden los cargos públicos”, y añaden que “los técnicos pueden señalar la falta de ingresos o el exceso de gastos, pero nunca dirán a un responsable político de dónde tiene que recortar o de dónde puede ingresar”.

 

Desde el PP consideran que “se está poniendo en el punto de mira a los técnicos municipales, que tienen una trayectoria profesional contrastada y excelente” y entienden que las declaraciones del alcalde “vuelven a ser una huida hacia adelante con un solo objetivo: salir indemne de una decisión suya que ha sido muy mal acogida por los abulenses”.

 

La reflexión que se hace desde las filas populares es que “para achacar las decisiones a los técnicos, como sucedió con la suspensión del concurso hípico, con la baremación del pliego de las Jornadas Medievales o ahora con la subida del IBI no hacen falta elecciones, que gobiernen los técnicos. Esperamos que, si alguna vez el alcalde acierta con algo, también atribuya el mérito a los técnicos”.

 

Condiciones para el incremento

 

Asimismo, la postura del Grupo Popular con respecto al IBI es no subirlo. Aun así, el PP estaría dispuesto a negociar un incremento mínimo del impuesto, “jamás del 20%, ni mucho menos”, únicamente si se dan dos condiciones:

  1. Que el equipo de Gobierno aporte un informe de los servicios económicos del Ayuntamiento en el que se señale que no hay otra forma posible de conseguir ingresos para el Consistorio salvo a través de esa subida mínima del IBI.
  2. Que haya una bajada sustancial y drástica del sueldo del alcalde, concejales liberados, asesores de los grupos y de las asignaciones que perciben los concejales no liberados por asistir a Plenos, Juntas de Gobierno y comisiones.

 

Por último, los concejales que lidera Sonsoles Sánchez-Reyes explican que “el proyecto de ordenanzas ya está enviado a los Grupos políticos. Si el alcalde quiere modificarlo, tendrá que enviarnos otro por escrito para que podamos estudiar en profundidad un asunto tan sensible para los abulenses”.