El Gobierno sigue con el 'baile' de datos y pone a Castilla y León justo por detrás de las comunidades con rebrotes

Atribuye a la comunidad 3 fallecidos y cero casos pese a que este fin de semana Sacyl no actualiza datos. En nuevo casos, presenta el índice más elevado por detrás de las comunidades con brotes.

Las estadísticas de la Covid-19 siguen con su particular baile de datos en lo que se refiere a Castilla y León. Hoy, el Gobierno central atribuye a la comunidad tres muertos, cero casos diagnosticados en las 24 horas previas, 108 casos en la última semana y 250 en los últimos 14 días y 20 hospitalizaciones, tres de ellas en UCI. Lo llamativo es que las cifras vuelven a no coincidir y que se presentan a pesar de que, por primera vez, este fin de semana la Junta no actualiza los datos que ofrece y lo hará el lunes.

 

A pesar de ello, no coinciden con los últimos que ofreció la Junta el viernes. Castilla y León registró entonces 20 nuevos casos de la enfermedad COVID-19, lo que sitúa su número actual en 26.359; de esa cifra, 19.948 tenían confirmación por PCR, 2 en las últimas 24 horas. 

 

Todos los nuevos positivos notificados se han declarado atendiendo a la definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la Autoridad sanitaria nacional en la llamada Estrategia de Vigilancia, Diagnóstico y Control en la Fase de Transición de la Pandemia de la COVID-19; de estos 20 casos (seis menos que el jueves), dos han sido diagnosticados en las últimas 24 horas y notificados al CCAES según el actual criterio epidemiológico del Ministerio de Sanidad.

 

Con todo, y pese a la discrepancia por la diferente actualización de datos, lo más llamativo es el nivel de incidencia acumulada, el número de casos por 100.000 habitantes. Con sus cifras, el Ministerio de Sanidad sitúa a Castilla y León justo por detrás de aquellas comunidades en las que desde hace una semana hay rebrotes.

 

En casos en los últimos 14 días, es la comunidad con un mayor índice por detrás de Aragón, Navarra, Cataluña y Madrid, donde ha habido brotes; y en el dato a 7 días vista ocurre lo mismo. Eso coloca a Castilla y León como la única comunidad que todavía tiene un índice notable de casos y justo a la zaga de las que están con problemas de rebrotes.