El Gobierno recorta un 3,4% el gasto en prestaciones por desempleo

Oficina de empleo, paro

Un 3,4% menos en comparación con el presupuesto de 2017, cuando se asignó una partida de algo más de 18.300 millones de euros.

En el libro amarillo de Presupuestos, el Gobierno explica que de estos 17.702 millones de euros, un total de 17.411 millones se destinarán al pago de prestaciones y el resto a gasto de funcionamiento.

 

En concreto, esto supone una disminución del conjunto de las prestaciones por desempleo por un importe total de 616 millones de euros.

 

Además, el Ejecutivo subraya que los programas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) verán este año recortado su presupuesto en un 1,6%, hasta los 23.606 millones de euros, por "el buen comportamiento del mercado laboral y la evolución del empleo en estos últimos años".

 

El Gobierno estima que las prestaciones por desempleo contributivas supondrán 10.849 millones de euros, los subsidios por desempleo unos 4.186 millones, el subsidio SEASS unos 600 millones, la renta activa de inserción implicará un gasto de 980 millones de euros, y la ayuda del Programa de Activación para el Empleo (PAE) contará con una dotación de 296 millones.

 

Asimismo, la ayuda complementaria para la contratación de jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, que dará 430 euros mensuales a jóvenes que estudien y trabajen y 250 euros al mes a empresas que hagan indefinidos a los beneficiarios de estas ayudas, contará con una partida de 500 millones de euros.