El Gobierno prorroga la moratoria concursal para evitar que 130.000 empresas inicien su disolución
Cyl dots mini

El Gobierno prorroga la moratoria concursal para evitar que 130.000 empresas inicien su disolución

Comercio en liquidación. Foto: EP

El Gobierno suspende hasta final de año los concursos de acreedores: no será obligatorio presentarlo aunque se entre en insolvencia.

El Gobierno tiene decidido ampliar hasta final de año el balón de oxígeno que ha dado a las empresas con más dificultades y no obligará a que aquellas que entren en números rojos tengan que iniciar un concurso de acreedores. Esto da margen a las cerca de 130.000 empresas españolas que, según el Consejo General de Colegios de Gestores, están a las puertas de presentarlo.

 

La moratoria consiste en suspender la obligación que tienen las sociedades que han entrado en insolvencia de solicitar en un plazo de dos meses el concurso de acreedores. Cuando una empresa no puede pagar a sus acreedores, se declara insolvente y tiene dos meses para iniciar un proceso concursal que termina, generalmente, con la liquidación de la empresa.

 

El objetivo de la moratoria concursal es dar margen a que las empresas se recuperen, pero lo prolongado de la crisis lo está complicando. El Gobierno tiene anunciado un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros que todavía no llega, y mientras tanto se intenta ganar tiempo evitando una avalancha de concursos de acreedores y cierres que dañen aún más la economía y el empleo.

 

Según los administradores, el 6% de las pymes no están pudiendo en la actualidad atender sus compromisos de pago. Además, en torno a 130.000 pymes estarían esperando a presentar concurso de acreedores de no existir la moratoria concursal.