El fallecido en Madrid por fiebre hemorrágica fue picado por una garrapata en San Juan del Molinillo

Le picó una garrapata cuando paseaba por los alrededores de la localidad, según señaló a su llegada al Hospital Infanta Leonor de Vallecas, donde recibió los primeros cuidados.

El hombre falleció el pasado 25 de agosto en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid a consecuencia de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, como ha confirmado este jueves la Consejería de Sanidad de Madrid, es un abulense de 62 años natural de San Juan del Molinillo que señaló haberse detectado una picadura de garrapata tras un paseo por los alrededores de Villarejo, anejo a esta localidad.

 

Así lo refirió a su llegada al Hospital Infanta Leonor de Vallecas, donde recibió los primeros cuidados, según señaló la directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes.

 

La Sanidad madrileña ha confirmado este jueves 1 de septiembre los dos primeros casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo detectados en España y en Europa Occidental, y que ha causado la muerte del primer varón afectado y el ingreso en la UCI de la enfermera que lo atendió.

 

La Consejería madrileña está monitorizando a 190 personas que estuvieron en contacto con las personas afectadas. De entre ellas, casi un centenar es personal sanitario, según el consejero Sánchez Martos.

 

La fiebre hemorrágica es un proceso que cursa con fiebre alta, trastornos hemorrágicos, que puede ser transmitida por la picadura de garrapata y puede contagiarse entre personas a través de fluidos.

 

Se trata de una enfermedad muy extendida causada por un virus (Nairovirus) de la familia Bunyaviridae transmitido por garrapatas duras (Ixodidae), principalmente del género Hyalomma.

 

Este virus causa graves brotes de fiebre hemorrágica viral, con una tasa de letalidad de entre el 10% y el 40%. Su presencia ya fue detectada en España, en Extremadura, en 2011, lo que motivó la elaboración de un informe de riesgo por parte del Ministerio de Sanidad.

Noticias relacionadas