El espectáculo 'Anoxia' de Víctor Cerro deja sin respiración a los abulenses congregados en la plaza Santa Teresa

El mago, un año más, ha sido el encargado de cerrar el festival de Ávila Mágica. No obstante, durante este domingo todavía se podrá disfrutar de los productos de la tierra, la gastronomía y el comercio en un mismo evento.

Este sábado, uno de los espectáculos más importantes ha tenido lugar de 19:00 a 20:00 horas en el Episcopio con la Gala Escuela de Magia de Ávila, en la que los aprendices de mago se han subido a escena y han expuesto lo aprendido en la escuela de magia. Más tarde, a las 21 horas, le ha llegado el turno a la Gala Internacional de Magia, conducido por el mago, músico y humorista Pepín Banzo, que ha tenido como protagonistas a Pilou, llegado desde Francia con un show a la manera del siglo XIX sobre la temática de Oliver Twist. Magia con objetos que  han narrado una historia entrañable.

 

Asimismo, también dentro de la Gala Internacional, el italiano Alesander de Bastiani nos ha transportado con “La tetera de Shezan” a la cueva de Aladino, donde ha descubierto un medallón mágico desde el que han aparecido objetos: linternas, ventiladores, 14 luces y objetos imposibles. Por otro lado, también ha tenido presencia el Dúo Kybalión, especializados en el “quickchange” o cambios rápidos de vestidos. Ha cerrado el español Nuel Galán, joven mago que se ha especializado en la rama de la manipulación, presentando un estilo fresco que junto a su magia, le está haciendo merecedor del premio nacional en España.

 

Finalmente, a partir de las 23 horas, la Plaza Santa Teresa ha sido el escenario de la Magia Extrema de Victor Cerro que en esta ocasión ha presentado “AnoxiA”, una puesta a punto del número que creo Houdini. En esta versión, se ha podido ver como Víctor Cerro ha sido maniatado con cinco candados y sumergido en una tonelada de agua, de la que ha escapar usando una ganzúa y el aire que ha podido mantener en sus pulmones. Dentro de su actuación, en esta ocasión la urna nunca ha estado tapada para que el público haya podido ver cómo se las ingeniaba para escapar de dicha situación.